TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 23 de junio de 2016

PAZUZU: El Demonio del viento

Curiosa historia que nos trae esta semana The Sun para referirse a la representación mas antigua del diablo que se conoce. Se trata del demonio Pazuzu, hijo del dios Hanbi (o Anu) en la mitología sumeria, asiría y acadia. A este ser temible se le suele representar con una cabeza similar a la de un perro o un león, un cuerpo semi-humano con el torso cubierto de escamas, cola de escorpión, alas, garras de águila y un miembro viril terminado en la cabeza de una serpiente. En la mayor parte de sus representaciones aparece con la mano derecha alzada y la izquierda hacia abajo, una postura que simboliza el ciclo de creación y destrucción, la dualidad de la vida y la muerte. Pazuzu puede ser considerado tanto una entidad malévola (era uno de los 7 demonios malignos) como benigna, dependiendo de si los mortales le ofenden y debe castigarles o si por el contrario éstos le complacen y quedan bajo su protección. El principal papel que cumple en favor de los hombres es protegerles de los vientos que traen la enfermedad y la muerte, principalmente del viento del Oeste al que se consideraba como el portador de plagas, del delirio y la fiebre. Se le veneraba como protector de los recién nacidos, y era práctica común el tener amuletos con la efigie de Pazuzu en los dormitorios para la protección de los bebés, además de los colgantes que lucían en sus cuellos las mujeres embarazadas. Pazuzu también podía ser invocado para que ahuyentase a otros demonios menores, obligándoles a volver a los infiernos mediante su poder. Como contrapunto, su pareja y principal enemiga era Lamashtu, un demonio femenino que devoraba las almas de los recién nacidos y de sus madres. Una estatuilla de este maléfico ser fue encontrado en unas excavaciones en Irak y desde 1872 forma parte de los fondos del Museo del Louvre de París. Sin duda es la representación más famosa de este demonio y la que se utilizó como modelo para la película El Exorcista. (1973) representando a Satanás. La figurilla de apenas 14,5 cm. de altura (reproducción de una estatua de gran tamaño que hoy ya no existe) fue hecha para ser colgada al cuello, de ahí que tenga una argolla sobre su cabeza. En su parte trasera se encuentra la inscripción: "Soy Pazuzu, hijo de Anu (Hanbi), soy rey de los demonios del aire que desciende con fuerza de las montañas haciendo estragos". Esta obra es un testimonio valioso del arte en bronce de los asirios, que nos presenta a una enigmática criatura de procedencia desconocida, que ha dado origen a toda una serie de historias tratando de esclarecer de donde provino y que fue de el.

jueves, 16 de junio de 2016

MENUDA PREDICCIÓN:¿Tendremos que esperar al menos 1.500 años para contactarnos con los alienígenas?

A pesar de que los teóricos de la conspiración están convencidos de que los extraterrestres visitan desde tiempos inmemoriales nuestro planeta, los escépticos por su parte insisten en su campaña de demostrar todo lo contrario y para ello, un equipo de científicos de la Universidad de Cornell ha determinado “que los seres humanos no podrán tener contacto con seres de otros mundos antes de 1.500 años”, según un trabajo estadístico que han presentado durante la reunión de la Sociedad Astronómica Americana, dado a conocer esta semana por The Daily Mirror. En efecto, estos investigadores han llevado a cabo lo que han dado por llamar un análisis probabilística que según ellos, une la 'Paradoja de Fermi' y el Principio de Mediocridad. La primera, dice que existen miles de millones de planetas similares a la Tierra en la Vía Láctea y, además, “que los extraterrestres no se han puesto en contacto con nosotros o viajado hacia nuestro planeta”. De este modo: el cosmos rebosa de posibilidades. Por su parte, el Principio de Mediocridad -originado por Copérnico - dice que los atributos físicos de la Tierra no son únicos, ya que los procesos naturales son probablemente comunes en todo el cosmos y, por lo tanto, “los extraterrestres no descubrirán el planeta en un tiempo”. Actualmente, el 'contacto' con alienígenas se realiza a través del envío de señales de radio. Éstas se envían al espacio y, en los últimos 80 años, han viajado desde la Tierra a la velocidad de la luz. Si los extraterrestres reciben estas transmisiones tendrían que descifrar las ondas de luz en sonidos, a continuación y, posteriormente, analizar 3.000 idiomas humanos para captar el mensaje. Las señales de radiodifusión de la Tierra han llegado a todas las estrellas situadas a 80 años luz del Sol -lo que supone cerca de 8.531estrellas de las más de 200.000 que hay en la galaxia y 3.555 planetas similares a la Tierra-. "Incluso nuestra mundana y típica galaxia espiral, que no es excepcionalmente grande en comparación con otras galaxias, es enorme", ha indicado uno de los responsables del trabajo, Evan Solomonides. A su juicio, son "esos números son los que hacen que la Paradoja de Fermi deje de ser una intuición". "Hemos llegado a tantas estrellas y planetas que, sin duda deberíamos haber llegado a alguien a estas alturas, pero ahora toca que ellos lleguen hasta nosotros. Por eso parece que no les interesamos en absoluto", ha apuntado el científico. Combinando las ecuaciones de la Paradoja de Fermi y el Principio de Mediocridad, los autores de este trabajo sugieren que la Tierra podría tener conocimiento de una civilización extraterrestre en unos 1.500 años, cuando aproximadamente la mitad de la Vía Láctea haya sido 'señalada' con los envíos de radio. Según ha explicado Solomonides, esta investigación se inspiró en una misión que se le encargó durante un curso de astronomía sobre búsqueda de vida en el Universo. "Estamos en el tercer planeta alrededor de una estrella común y corriente como el Sol, es cual es además tediosamente aburrida y rodeados de otras estrellas similares en uno de los varios brazos de una galaxia espiral notablemente en la media. Como dice el Principio de Mediocridad, no estamos en ningún lugar preferente en el Universo, sino por el contrario, en un rincón remoto y marginal en el cual no debe haber nada especial para que los alienígenas se dignen comunicarse con nosotros. Quizás pensaran que no merecemos su atención", concluyó el investigador. O tal vez - agrego yo - al vernos tan primitivos y salvajes que constantemente estamos en guerra entre nosotros mismos y nos encontramos ad portas de una conflagración mundial, donde el uso de los arsenales nucleares por parte de los contendientes acabaría con nuestra existencia, los alienígenas preferirán mantenerse al margen de una especie tan peligrosa. Quizás, y eso es lo mas inquietante, nos vigilan desde hace mucho y nosotros sin enterarnos.

jueves, 9 de junio de 2016

¿VIDA EN LOS CONFINES DEL SISTEMA SOLAR?: Unos puntos luminosos en Ceres que desconciertan a los científicos

Un equipo de astrónomos, dirigido por Paolo Molaro, del Observatorio Astronómico de Trieste (Italia), ha detectado gracias a la sonda espacial Dawn, de la NASA, que unos puntos brillantes de Ceres, el más pequeño de los planetas enanos dentro del Sistema Solar, presentan extrañas variaciones, informó esta semana The Independent. En efecto, los científicos debaten si éstos proceden de hielo de agua, de sales evaporadas o si tienen otro origen. En julio y agosto del 2015 los científicos estudiaron estas manchas mediante el HARPS en el Observatorio Europeo Austral. Aunque en un principio pensaron que los cambios en las mismas se debían a un problema instrumental, tras una doble comprobación observaron que las variaciones estaban vinculadas a los periodos en que los puntos brillantes del cráter Occator eran visibles desde la Tierra. A día de hoy, aún no han encontrado una explicación plausible. "Realmente, no sabemos nada sobre esos cambios, lo que acentúa el misterio sobre estos puntos", sostiene Molaro. Una de las hipótesis que barajan indica que este cambio podría estar provocado por la presencia de sustancias volátiles que se evaporan debido a la radiación solar. De esta forma, cuando los puntos se encuentran en el lado iluminado por el sol formarían penachos que reflejan la luz solar de manera muy eficaz. Los científicos sugieren que los penachos se evaporarían rápidamente, perdiendo la reflectividad y produciendo el cambio observado. "Es bien sabido que una gran cantidad de agua se esconde bajo de la superficie de Ceres, de modo que hielo de agua o los clatratos hidratos figuran entre las hipótesis naturales principales", sostiene el líder del equipo. Según él, los científicos que trabajan en el equipo de Dawn darán una respuesta "en los próximos meses". Si se confirma la teoría, Ceres sería internamente activo y podría ser un lugar adecuado para albergar vida microbiana. "La vida como la conocemos en la Tierra necesita agua líquida, elementos biogénicos y una fuente de energía estable. ¿Es Ceres buen lugar para reunir todo esto a la vez y durante un periodo prolongado de miles de millones de años? Nadie lo sabe en este momento", sentencia Molaro.

jueves, 2 de junio de 2016

EL MISTERIO DE LA CUEVA DE KINCAID: ¿Una ciudad subterránea en el Cañón del Colorado?

Venga ya, el pasado domingo sintonizaba un programa en History y en el refirieron brevemente a una misteriosa ciudad oculta que existiría en el Gran Cañón del Colorado y cuyo acceso no sólo estaba prohibido, sino que el gobierno estadounidense niega su existencia. Con lo curioso que soy, me di a la tarea de buscar los archivos originales y vaya que lo encontré. En efecto, el 5 de abril de 1909, The Phoenix Gazette anunciaba, en primera plana, el descubrimiento de un enorme sistema de cuevas y pasadizos excavados en las entrañas del Gran Cañón. Este extraordinario hallazgo había sido descubierto por G.E. Kinkaid, un explorador que llevaba 30 años trabajando para el Smithsonian Institution de Washington y la investigación del conjunto había sido encomendada al prestigioso arqueólogo S.A. Jordan. El articulo, textualmente, rezaba así: “G.E Kinkaid nos comunicó las últimas noticias sobre como marchan las investigaciones del que, en opinión de los científicos, no es únicamente el descubrimiento arqueológico mas antiguo de EE.UU., sino también el de mayor importancia de todo el mundo, […] Kinkaid descubrió, hace unos meses, una gran ciudadela subterránea en el Gran Cañón mientras descendía con un bote de madera por el río Colorado en dirección a Yuma procedente de Green River (Wyoming). Según ha informado, los arqueólogos del Smithsonian han descubierto de manera casi segura que el pueblo que habitaba estas cuevas excavadas en la roca eran de origen oriental y, probablemente, egipcio […] el Instituto Smithsoonian esta realizando una minuciosa investigación dirigida por el profesor S.A. Jordan. Se han explorado casi dos kilómetros del pasadizo principal que esta a unos 450 metros por debajo de la superficie y se ha hallado una sala de grandes dimensiones de la que parten pasadizos en todas direcciones, como los radios de una rueda. Se han encontrado cientos de estancias así como objetos […] que proceden de Oriente: armas de guerra, instrumentos de cobre afilados y duros como el acero […] muy demostrativos del alto grado de civilización al que llegaron esas misteriosas gentes.” Continuaba el articulo, citado las palabras de cómo había sido el hallazgo por parte de G.E. Kinkaid descrito con sus propias palabras: “[…] el yacimiento es casi inaccesible. La entrada se encuentra a 450 m por debajo del macizo del cañón Se encuentra en propiedad estatal y el acceso esta totalmente prohibido. Los científicos desean trabajar sin que nadie les moleste […] Bajaba por el río Colorado con un bote. Estaba solo y buscaba minerales […] descubrí en la pared oriental manchas de color en la formación sedimentaria […] la entrada a las cuevas esta encima de la meseta que la protege de miradas curiosas. Desde la entrada, unos escalones conducen hacia donde antes llegaba el río. […] después de avanzar unos 30 minutos, llegue a una cámara funeraria donde descubrí las momias. Levanté una de ellas y la fotografié con flash. Me lleve diferentes objetos y seguí mi viaje hasta Yuma, donde los envié por barco a Washington junto con un informe acerca de mi descubrimiento. El corredor principal mide 3,5 m de ancho […] a los lados hay cámaras del tamaño de una sala de estar a las que se accede a través de entradas ovaladas […] trabajados de manera tan perfecta que seguramente fueron diseñados por un ingeniero. A mas de 30 m de la entrada hay una sala en forma de cruz de varias decenas de metros de longitud en la que se halló la imagen de un dios sentado con las piernas cruzadas. En cada mano sostiene una flor de loto o una lila. Ese dios recuerda a un Buda […] es posible que se trate de un culto semejante al del antiguo Tíbet. Alrededor de este dios hay diferentes figuras mas pequeñas, muy hermosas y otras desagradables. Todas las imágenes están hechas de piedra dura semejante al mármol En el lado opuesto de la sala se encontraron instrumentos de cobre de todo tipo. Es obvio que este pueblo dominaba el arte perdido de endurecer ese metal. […] también se hallaron jarrones y urnas, así como recipientes de cobre y oro […] asimismo un metal gris semejante al platino que hasta el momento no se ha podido identificar. En todas las urnas, paredes y tablas hay misteriosos jeroglíficos en cuyo desciframiento aún se esta trabajando […] hay dos representaciones de animales, uno es de tipo prehistórico La cripta que alberga a las momias es una de las de mayores dimensiones […] todas son masculinas. Las dimensiones del conjunto son impresionantes […] podrían albergar a mas de 50.000 personas”. Desde ese lejano 5 de abril de 1909, no se ha vuelto a saber nada acerca del descubrimiento No se han publicado estudios, ni se ha vuelto a mencionar el tema en ningún volumen de historia para dar legitimidad al hallazgo o considerarlo como un fraude. Simplemente se ciño el silencio sobre este importante acontecimiento. Es mas, sus descubridores “desaparecieron” sin dejar rastro. En 1995, David Hatcher Childress, del “World Explorer Club de Kempton” (Illinois), decidió investigar si aquel descubrimiento era falso o no. Para ello, se puso en contacto con el Smithsonian Institution el cual le respondió sorprendentemente que “que nunca habían llevado a cabo ninguna excavación en el lugar ni sabían nada ni de Kinkaid ni de Jordan”. Es decir, el Smithsonian negaba cualquier conocimiento de aquellos hechos y de las personas citadas en ellos. La curiosidad de Childress no ceso ahí y continuo investigando ayudado por Carl Hat. Ambos descubrieron que, en 1910, el “Smithsoian Cientific Series” (la revista de divulgación científica de la institución), mencionaba expresamente al profesor S.A. Jordan en la pagina 239. También encontraron un mapa con diversos enclaves de la zona septentrional del Gran Cañón que aparecían señalados con nombres egipcios. Al preguntar a un arqueólogo del Estado acerca de esa nomenclatura, este les respondió simplemente que, los primeros investigadores, habían bautizado aquellos lugares con nombres egipcios porque “les gustaban”. Este, también les afirmó que la zona en cuestión estaba cerrada por el peligro que entrañaban sus cuevas, de tal manera que nadie puede acceder a aquella zona del Gran Cañón. ¿Qué interés podía llevar al Instituto Smithsonian a silenciar este increíble descubrimiento? Según Childress, probablemente es la idea del “aislacionismo”. Desde hace décadas dos ideas acerca de los antiguos habitantes de Norteamérica se contraponen. Los investigadores se dividen entre los que apoyaban el “difusionismo” (una civilización primigenia se habría extendido o habría contagiado sus conocimientos y modos de vida a sus comunidades colindantes) con aquellos que abogaban por el “aislacionismo”(comunidades humanas que habría evolucionado sin contacto con sus vecinos). La Smithsonian se había decantado desde sus orígenes por esta segunda teoría, llegando a afirmar que las tribus de Norteamérica no habían tenido contacto entre si y menos un origen común. No es la primera vez que esta institución se empecina en mantener ocultos algunos descubrimientos. A mediados de los años 50, Frederick J. Pohl escribió una carta al arqueólogo británico T.C. Lethbridged a modo de protesta. En ella dice que en 1892, se encontraron unos extraños sarcófagos de madera en Blount County (Alabama) que se habían entregado al Smithsonian Institution para su análisis Al parecer, esta especie de ataúdes eran extraordinariamente grandes y parecían estar tallados con alguna clase de piedra o cobre. Pohl dice que cuando se puso en contacto con el Smithsonian para interesarme por el paradero y estudio de estos objetos, las palabra de F.M. Setzler, director del departamento de antropología de la institución fueron: “No hemos encontrado los sarcófagos entre los objetos que guardamos, aunque hay notas de que los hemos recibido”. En 1992, David Barron, presidente de la Sociedad Gungywamp de Connecticut, insistió sobre el tema de estos extraños sarcófagos a la institución. La respuesta fue que simplemente se trataban de artesas de madera. Cuando Barron realizo una petición formal para su estudio, el Smithsonian le respondió que no podían visitarse ya que se encontraban “en un almacén contaminado por asbesto” y, por tanto, estaba prohibida su visita excepto para los colaboradores del instituto. Childress denuncia que, un conocido historiador estadounidense (cuyo nombre pidió pertenecer en el anonimato) conoció a un investigador del Smithsonian que abogaba por la llegada a América de pueblos anteriores a Colón y esto le supuso ser expulsado de la institución. Ese hombre llego a afirmar que en al menos una ocasión, el Smithsonian llego a hundir deliberadamente en el Atlántico un cargamento de “extraños objetos”. ¿A que se debe el velo de secreto que se ciñe sobre los trabajos arqueológicos de EE.UU. por parte de esta institución? ¿Por qué se ocultan hallazgos y objetos a la vista del publico? ¿Qué es lo que tratan de ocultar?

An Underground City of Giants Discovered in... por you2b

jueves, 26 de mayo de 2016

EN BUSCA DEL PRIMER CONTACTO: ¿Que mensaje con más posibilidades podría ser entendido por los extraterrestres?

La búsqueda de vida fuera de nuestro planeta no cesa por parte de los científicos, quienes imaginan a esos seres como una especie de pulpos, por lo que han llegado a la conclusión de que lo ideal sería limitarse a enviar datos astronómicos de nuestro entorno. Así lo expusieron un grupo de científicos especializados en la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI) en la reciente Conferencia Internacional de Desarrollo Espacial entre el 18 y 22 de mayo en Puerto Rico y que fue organizada por la Sociedad Nacional del Espacio (NSS, por sus siglas en inglés). Su idea es elaborar nuevas directrices que ayuden a localizar y confirmar la existencia de vida inteligente en el exterior, para lo que han estudiado cómo es más probable que sean esos seres y cómo ha de ser el mensaje que se les envíe para que haya más posibilidades de que lo reciban y lo respondan. "SETI tradicionalmente se ha centrado en investigar los instrumentos necesarios para entrar en contacto con otras civilizaciones" y particularmente en la "búsqueda de tecnología extraterrestre", explicó Douglas Vakoch, presidente de METI International. Esa organización, por contra, fomenta el envío activo de Mensajes dirigidos a la Inteligencia Extraterrestre (METI), para lo que conviene "estudiar las diferentes formas de inteligencia que existen en la Tierra y así obtener pistas sobre cómo podrían ser los seres vivos de otros planetas", explicó Vakoch. "Los astrónomos han sido a menudo optimistas sobre la evolución de la inteligencia en otros planetas, mientras que los biólogos son conscientes de los muchos eventos de azar que dieron lugar a la inteligencia humana", apuntó durante su ponencia David Dunér, director de la sesión de trabajo sobre este tema. Anna Dornhaus, bióloga de la Universidad de Arizona, defendió en su intervención que la selección natural no es suficiente para explicar el alto grado de desarrollo de la inteligencia humana, algo que vinculó más a la "selección sexual", que favorece "la evolución exagerada de un rasgo innecesario para la supervivencia, pero con capacidad para impresionar a potenciales parejas". Así, consideró probable que la gran evolución del cerebro humano sea "un raro resultado del azar", como lo es la espectacular cola del pavo real macho o el increíble canto de un ruiseñor, y que, por tanto, es poco probable encontrar inteligencia similar a la humana en otros planetas. Por contra, los expertos han observados que otras habilidades cognitivas como el aprendizaje, la memoria o la capacidad de abstracción sí son comunes a muchos seres vivos de la Tierra, por lo que podría ser probable que también se encontraran en otros lugares. Los pulpos y su desarrollo cognitivo Los biólogos Dominic Sivitilli y David Gire, de la Universidad de Washington, expusieron que el tipo de inteligencia más distante de la humana y a la vez más evolucionada que se puede encontrar en la Tierra es la de los cefalópodos. "La cognición distribuida del pulpo demuestra que la inteligencia puede manifestarse en una forma completamente diferente de la forma en que la humanidad piensa y se comporta", explicaron. Por ello, consideran que, si se quiere enviar un mensaje con posibilidades de ser entendido por extraterrestres, habría que diseñarlo para que lo entendieran seres parecidos a esos animales. "La capacidad cognitiva del pulpo no tiene parangón", apuntaron, ya que "es capaz de aprender a través de la observación, es muy curioso, tiende a explorar, sabe jugar, e incluso puede reconocer caras humanas y utilizar herramientas, al tiempo que tiene gran habilidad para escapar". En cuanto a las características del mensaje, hasta ahora cuando se han enviado mensajes al exterior con la esperanza de que fueran recibidos por alguna forma de inteligencia extraterrestre en muchas ocasiones se ha asumido que esos seres potenciales pueden "ver". "Sin embargo, en algunos mundos, la vida inteligente puede evolucionar sin visión", dijo a ese respecto la lingüista ciega Sheri Wells-Jensen, que expuso una investigación realizada con otros colegas de la Bowling Green State University. En su opinión, mensajes de radio como el enviado desde el Radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico) en 1974, que incluía imágenes de números, personas y fórmulas químicas, entre otras cosas, "es extraordinariamente difícil de interpretar". Para Sivitilli y Gire el mensaje ideal "para que sea entendido y apreciado por el mayor número posible de formas de inteligencia" sería aquel que incluyera únicamente "una gran cantidad de datos astronómicos locales detallados", una información en su opinión muy valiosa, capaz de despertar curiosidad en otros seres inteligentes. "Esta será una fuente inmediata de información útil" para algún tipo de vida extraterrestre lo suficientemente inteligente como para detectar el mensaje, defendieron los científicos.
Loading...