TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 13 de junio de 2019

LA CIVILIZACIÓN MU: El continente desaparecido del Pacífico

Se trata de un supuesto continente que habría existido hace miles de años en el Océano Pacífico y que según las leyendas estaba habitado por una antigua civilización muy avanzada, conocida como Mu, que al igual que otros supuestos continentes perdidos como la Atlántida o Lemuria, tras sufrir un gran cataclismo, acabó por hundirse en las profundidades del mar. La primera idea acerca de la existencia de Mu proviene de la obra de Augustus Le Plongeon, quien tras sus investigaciones en las ruinas mayas de Yucatán, anunció que había traducido varios escritos antiguos mayas que señala que su civilización era más antigua de lo que se creía ‘anterior incluso a las de Grecia y Egipto y que posiblemente procedían de un continente mucho más antiguo’. Se cree que Le Plongeon en realidad cogió el nombre de Mu de una traducción que estaba realizando en 1864 el historiador y arqueólogo francés Charles Étienne Brasseur de Bourbourg, quien había traducido un códice maya que según él, narraba una gigantesca erupción volcánica que destruyó un continente entero. El nombre del continente según la traducción sería Mu y se identificaba con una tierra sumergida por una catástrofe. Le Plongeon en sus teorías sobre este continente desaparecido mezcló el mito de Mu con la Atlántida y llegó a afirmar que la civilización del antiguo Egipto fue fundada por la Reina Moo, una ‘refugiada’ proveniente del continente desaparecido. Otros ‘refugiados’ supuestamente huyeron a América y se convirtieron en los mayas. Mu, como continente perdido del Océano Pacífico fue popularizado y dado a conocer al gran público por el británico James Churchward a través de sus libros, especialmente el titulado "El Continente perdido de Mu, la patria del hombre" publicado en 1926 y reeditado en 1931. Según su historia, Churchward, mientras era soldado en la India entabló amistad con un alto sacerdote que le mostró una serie de antiguas tablillas de arcilla, escritas supuestamente en ‘un lenguaje Naga-Maya’ ya perdido y que solo él y otras dos personas en la India podían leer. El británico aprendió el idioma y basándose en estas tablillas, Churchward afirmaba no solo que el continente Mu existió realmente, sino que era además dio origen a grandes civilizaciones surgidas en Egipto, Grecia, América Central, India y muchas otras, como la Isla de Pascua. Según él, fue también el origen de la arquitectura megalítica antigua. Como prueba de sus afirmaciones, se basaba en los temas comunes que eran símbolos en todo el mundo de forma muy parecida. Por ejemplo, según agregó, el Rey de Mu era Ra , que se asociaría con el dios egipcio del Sol, Ra y la palabra que se usa en lenguaje RapaNui para sol, ra 'a .Según su relato y traducción de estos objetos antiguos, en las tablillas se describía Mu como el hogar de una civilización muy avanzada llamada Naacal que se desarrolló hace entre 50.000 y 12.000 años aC. En el momento de su desaparición, Mu tendría 64 millones de habitantes, varias ciudades grandes y diversas colonias en otros continentes. Su población era de raza blanca con ojos y cabellos oscuros, la cual se dividía en diez tribus dedicadas principalmente a la agricultura, el comercio y la pesca. Adoraban al Sol y creían en la inmortalidad del alma. Una suerte de paraíso terrenal donde apenas existía la violencia. Era una cultura avanzada y floreciente que sin embargo, desapareció de repente (las similitudes con el mito de la Atlántida son evidentes). El continente perdido de Mu se encontraría en el Océano Pacífico y se extendía de este a oeste desde las Marianas hasta la Isla de Pascua y de norte a sur de Hawai a Mangaia, que tras una serie de terremotos y erupciones volcánicas, fue arrasado en una sola noche hundiéndose para siempre en el mar debido a un gigantesco cataclismo. Una de las teorías existentes sostiene que los numerosos archipiélagos que existen actualmente en el centro del Pacífico serían los restos de ese antiguo continente tras su hecatombe, aunque esta teoría está descartada por los geólogos ya que el origen de estas islas parece claramente volcánico y no son parte de una masa de tierra sumergida. Existe también una leyenda que dice que los grandes conocimientos de la civilización Naacal o Mu fueron guardados en cristales perfectamente tallados justo antes de ser destruida por el cataclismo. Una teoría que enlazaría con la leyenda de los cráneos o calavera s de cristal maya s y muy similar en muchos aspectos. A pesar del escepticismo de los historiadores acerca del tema, existen investigadores que defienden la existencia de continentes perdidos como la Atlántida, Lemuria o el propio Mu. Se basan principalmente en que existieron civilizaciones avanzadas mucho más antiguas de las que tenemos constancia y que esta teoría explicaría ciertos aspectos de la historia que aún siguen sin aclarar como la conexión cultural o similitudes arquitectónicas que hay entre distintas culturas y civilizaciones antiguas separadas por miles de kilómetros. La existencia de estos continentes - afirman - habría servido de puente entre estas culturas, compartiendo conocimientos y expandiéndose o incluso podría ser el origen común de todas las grandes civilizaciones posteriores. En el caso de Mu se esgrimen algunas pruebas que podrían avala r su existencia como diversos textos budistas antiguos que hacen referencia a una gran extensión de tierra que estaría en medio del Pacífico; o una posible migración masiva ocurrida h ce miles de años en la costa este del Pacífico. Además, llama la atención como civilizaciones tan distantes como la egipcia y la maya hayan compartido sorprendentes similitudes como un sistema de escritura basada en jeroglíficos, creencias comunes en un dios solar y algunas construcciones arquitectónicas muy parecidas como las pirámides. El descubrimiento más importante para quienes defienden la existencia de este continente perdido se produjo hace unos años en Japón, cuando se descubrió las ruinas de lo que aparenta ser una ciudad sumergida de varios miles de años de antigüedad en la isla de Yonaguni. Se trata de una serie de estructuras de piedra sumergidas bajo las aguas descubiertas en 1985 junto a la isla japonesa del mismo nombre en el archipiélago de Ryu Kyu. Desde su descubrimiento por un submarinista japonés, el monumento ha estado envuelto en polémica debido a su origen. Se ha estimado que su antigüedad es de 10.000 años, lo que la convertiría en una de las estructuras más antiguas del planeta. Mientras que muchos geólogos e historiadores consideran que este yacimiento tendría un origen natural, hay quienes están convencidos que fue construida o tallada en parte por el hombre. En 1998 se produjo otro hecho importante y es que un terremoto submarino destruyó parte de la isla y del monumento de Yonaguni. Cuando se realizaron filmaciones acerca del daño causado se descubrieron nuevas estructuras no vistas hasta entonces, algunas de ellas con formas de Zigurats que nos recuerdan a construcciones similares de Mesopotamia, en cualquier caso, se trata de unas construcciones que difícilmente pueden haberse dado de forma natural en la piedra sin la intervención humana. En total las ruinas cubren un área de 300 por 150 metros. En las estructuras se puede distinguir de forma más o menos clara las ruinas de un castillo, varios templos, un gran estadio, varios caminos y canales de agua protegidos por lo que podrían ser enormes muros. La estructura más grande es una pirámide monolítica, que se alza hasta 25 metros. Rápidamente se asoció este descubrimiento en Yonaguni con el continente perdido de Mu, considerándose por parte de muchos como la prueba irrefutable de su existencia, siendo estos restos antiguos vestigios de la civilización perdida. Sin embargo, investigaciones posteriores de estas estructuras señalan que su antigüedad puede ser menor, en torno a los 5.000 años y se habría hundido en las aguas hace unos 2.000 años, insistiendo que se trata de formaciones geológicas naturales propias de una zona con gran actividad sísmica. Sea como fuere, aún no se ha podido explicar fehacientemente a día de hoy acerca de su origen o que civilización la pudo haber construido por lo que continua formando parte de un misterio mucho mayor que sigue dividiendo a los investigadores e historiadores: si el continente perdido de Mu y su antigua civilización es un mito o tiene - como ha ocurrido otras veces - un trasfondo histórico y real detrás que aún tenemos que descubrir.

jueves, 6 de junio de 2019

ENIGMATICAS SEÑALES: La Luna emite unos misteriosos destellos y los científicos no saben por qué

Considerada como la contraparte de nuestro Sol, la Luna es una fuente de fenómenos cósmicos, que nos brinda hermosos eclipses, cambios en las mareas y, en un futuro, el centro de operaciones para las misiones a Marte y más allá. Pero si miramos más de cerca, encontramos una serie de características que sugieren que podría ser de origen artificial, y que en su interior habría una base secreta extraterrestre. En 1970, dos astrónomos rusos estudiaron nuestro satélite natural y sugirieron que probablemente la Luna es artificial construida por una raza alienígena muy avanzada. Su teoría se basaba en anomalías registradas previamente, que demostraban que había sido habitada internamente durante años. Si bien puede parecer inverosímil que estemos siendo vigilados por una raza extraterrestre en la Luna, o que haya sido colocada intencionalmente en la órbita de la Tierra como una base secreta, en la actualidad continúan habiendo fenómenos inexplicables en la Luna que desafían toda lógica y racionalidad. Este es el caso de los misteriosos destellos de luz que vienen de la superficie lunar. Los astrónomos están intentando observar y comprender los misteriosos destellos de luz en la superficie de la Luna. En efecto, los llamados “fenómenos lunares luminosos” transitorios se producen varias veces a la semana y se iluminan partes del paisaje lunar durante un breve período de tiempo antes de desaparecer. A veces, también se ha observado un efecto inverso que hace que la superficie lunar se oscurezca. Aunque existen varias teorías sobre los orígenes de las luces de misterio lunar, aún no se han explicado completamente. Ahora, los astrónomos de la Universidad Julius Maximilians de Wurzburgo en Baviera, Alemania, han instalado un telescopio que utiliza inteligencia artificial para que se puedan detectar automáticamente los destellos. Según informa The Sun, cuando se detecte un estallido de luz, el telescopio recogerá videos o fotografías de los fenómenos que se estudiarán para ayudar a los científicos a comprender los destellos.“Los llamados fenómenos lunares transitorios se conocen desde la década de 1950, pero no han sido también de manera sistemática ni a largo plazo”, dijo Hakan Kayal, profesor de tecnología espacial. Kayal tiene una hipótesis sobre lo que está causando los destellos de mayor duración y espera probar esta teoría. “También se observaron actividades sísmicas en la luna”, agregó el profesor. “Cuando la superficie se mueve, los gases que se ven la luz solar van a escapar del interior de la luna”. Esto explicaría los fenómenos luminosos, algunos de los cuales duran horas. Sin embargo, no hay una explicación para los flashes más breves. La ciencia no sabe exactamente cómo ocurren estos fenómenos en la luna, aunque el impacto de un meteoro podría causar un breve resplandor. “Ciertos destellos también pueden ocurrir cuando las partículas del viento solares cargadas eléctricamente reaccionan con el polvo de la luna”, explicó el profesor Kayal. Recientemente hemos estado expuestos a varias historias que hacen que parezca que es solo cuestión de tiempo que se revele la existencia de vida extraterrestre inteligente. Primero, estaba Oumuamua, la roca espacial con forma de cigarro que pasó por nuestro sistema solar a 120.000 kilómetros por hora y básicamente se parecía a una nave de las películas de ciencia ficción. Luego, hace unos días, los pilotos de la Marina informaron que vieron ovnis volando “más allá de los límites físicos de una tripulación humana”. Y ahora los astrónomos alemanes nos dan más razones para creer que algo importante está a punto de ocurrir. Pero, aunque la mayoría de personas desean que se haga la revelación extraterrestre, podría provocar una gran conmoción. A algunos perderían sus más preciadas creencias en cuestión de segundos, otros se asustarían y entrarían en pánico. El impacto se vería agravado por el hecho del encubrimiento OVNI. Las personas tendrían que aceptar que se les ha mentido durante más de 60 años, si consideramos que el incidente Roswell fue el evento desencadenante que creó la necesidad de un encubrimiento. La información esencial que estaba destinada a toda la raza humana se ocultó durante demasiado tiempo. Con toda probabilidad, habría manifestaciones en todo el mundo en contra de los gobiernos, por lo que las autoridades intentarían utilizar la divulgación a su favor, haciéndose pasar por los protectores de la humanidad, pero la realidad es que pasaría mucho tiempo antes de que la gente volviera a confiar en ellos nuevamente. Aunque no podemos descartar la posibilidad de que estemos a las puertas de una invasión extraterrestre. Todo es posible.

jueves, 30 de mayo de 2019

AKHENATON: ¿Un faraón de origen extraterrestre?

En el año 1353 a.C. se alzaba al poder el décimo faraón de la decimoctava dinastía de Egipto. Su verdadera identidad todavía se discute pero gobernó diecisiete años y cuando subió al trono aplicó una serie de cambios religiosos radicales proclamándose descendiente directo del Sol (Atón) implantando el monoteísmo que a su vez sirvió de base para el judeo-cristianismo y el Islam. Llama la atención además que en las escasas representaciones que se conservan de este enigmático personaje - ya que muchas de sus estatuas fueron destruidas y su memoria maldecida por sus enemigos tras su muerte - su cráneo presenta dimensiones exageradas muy parecidas a las de los cráneos alargados encontrados en diversas partes del mundo y hay quienes están convencidos que tiene un origen extraterrestre. Coronado como Amenothep IV, a los pocos años renegó de su nombre y de la religión politeísta imperante en Egipto, tomando el nombre de Akhenaton, declarando a Atón (representado como el disco del sol con curiosos brazos o rayos apuntando hacia abajo) como el único dios, ordenando construir además una nueva capital en su honor llamada Ajetaton (El Horizonte de Atón) a mitad de camino de las ciudades imperiales de Tebas y Menfis, donde se le rendiría culto exclusivamente,decretando asimismo una implacable persecución de los sacerdotes y adoradores de los antiguos dioses - en especial de Amon - cuyos templos fueron cerrados y sus tesoros confiscados. Desde Ajetaton (la actual Amarna) gobernó durante diez años hasta su misteriosa muerte - posiblemente envenenado - aplicando una serie de audaces reformas nunca antes vistas en Egipto, por lo que sus enemigos lo calificaron como “el faraón hereje”. Tras su desaparición, su memoria fue proscrita y su nombre borrado de ‘la historia oficial’ de Egipto por el clero de Amón sediento de venganza al haber perdido todos sus privilegios durante su reinado. Sucedido en el cargo por su hijo Tutankatón, este fue renombrado por los sacerdotes como Tutankamón tras ‘restaurar’ la religión oficial y abandonar Ajetaton (que cayo en el olvido y cubierto por las arenas del desierto) regresando a vivir en Tebas, bajo la sombra del poderoso clero de Amón, que por cierto, no tardo mucho en deshacerse de el. Cabe destacar que su reinado fue uno de los más insignificantes en la historia de Egipto y si bien es muy conocido, ello se debe únicamente al fabuloso tesoro con el cual fue enterrado, que milagrosamente llego intacto hasta nuestros días. En cuanto a su padre, su rehabilitación recién llego el siglo pasado, cuando hubo una verdadera fascinación entre los egiptólogos europeos por la figura de Akhenatón, al considerarlo un precursor del monoteísmo religioso, por lo que su vida y obras han sido exhaustivamente estudiadas, aunque poco se sabe de sus últimos años y como su reinado llego a su fin. Durante su estancia en la nueva capital, Akhenatón también se dedicó a establecer como tenían que representarlo públicamente y aquí es donde difiere con el resto de faraones. Como sabéis, en la iconografía clásica egipcia, los faraones están representados con cuerpo muy ancho y cintura estrecha tanto en grabados como en estatuas, pero este no fue el caso de Akhenatón, quien tenía rasgos físicos totalmente contrarios si comparamos sus representaciones con las de otros faraones, ya que ordeno a los artistas que les esculpieran y pintaran tal como era, con su cuerpo deforme, el pecho hundido y el cráneo deformado. Venga ya, el realismo en estado puro que a los tradicionalistas les pareció escandaloso. Tras la muerte de Akhenatón, se destruyeron casi todas sus representaciones como los templos a Atón. La gente volvió a adorar a sus antiguos dioses como una forma de rechazar el rígido sistema religioso que el ‘faraón hereje’ impuso a la fuerza, aunque hay quienes afirman que en realidad lo hizo para esconder su origen alienígena. En 1907 un arqueólogo británico descubrió los restos de Akhenatón en el Valle de los Reyes. Se confirmó que efectivamente presentaba un cráneo deformado y alargado. Varios eruditos piensan que tenía una enfermedad conocida como el síndrome de Marfan, que le producía cierta anomalía física. Llama la atención que la mujer de Akhenatón, la reina Nefertiti, también presenta estos rasgos craneales en todas sus representaciones (al igual que sus hijos, con quienes aparecen grabados en una famosa estela que ilustra nuestra nota). ¿Porque Akhenatón y su familia fueron representados de esa manera? ¿Tendrían alguna anomalía genética que hizo que sus cabezas y cuerpos fueran deformes? ¿Hay algo más acerca de los orígenes de este extraño faraón que no sepamos? ¿Es posible que hayan sido híbridos humanos extraterrestres? ¿Por qué Akhenatón rompió las tradiciones politeístas de su floreciente reinado en el Antiguo Egipto e instauró un culto a un dios único? Todo se inició con una visión mística. O mejor dicho, con una aparición de un objeto luminoso que le revela que debe ser ‘la nueva religión’ para su nación. Según cuentan los relatos antiguos, durante una cacería de león, el faraón tuvo un encuentro con un “disco solar resplandeciente”, posado sobre una roca. Akhenatón se postró de rodillas ante el disco, quedó traspuesto y empezó una nueva era. Según los teóricos de los antiguos astronautas, este disco solar no era más que una nave extraterrestre en la que viajaba un emisario de Enki, una autoridad estelar superior que le dio las instrucciones requeridas para erradicar el politeísmo e iniciar el culto monoteísta, el primero conocido en la historia de la humanidad. Los seguidores de la teoría de Los Antiguos Astronautas afirman por su parte que Akhenatón procedería del sistema estelar de Sirio, el cual ha ejercido una enorme fascinación en los seres humanos desde hace milenios debido a su cercanía y brillante luz. De ahí su ahínco en la creación de una religión monoteísta centrada en la veneración a Atón (el Sol) entendiéndolo no como nuestra estrella, si no como algo místico más allá de nuestro planeta.

jueves, 23 de mayo de 2019

EL TESORO MALDITO DE OAK ISLAND: Un enigma por descubrir

Ubicada junto a la costa de Nueva Escocia cerca de Halifax - en la costa este de Canadá - se encuentra Oak Island, un enigmático lugar lleno de mitos y leyendas que guardaría en sus entrañas un fabuloso tesoro. Sorprende que a pesar de su fama y las continuas excavaciones que padeció, en la actualidad este deshabitada, aunque es una propiedad privada, por lo que para visitarla -y mucho más si se quiere hacer algún estudio- se requiere la debida aprobación de sus dueños. Lo otro que llama la atención son los extraños monumentos allí hallados tiempo atrás, relacionados aparentemente con la masonería, o con rituales de ese culto secreto. Envuelta en enigmas, a partir de varias excavaciones realizadas durante más de 200 años, la muerte pareció ser la constante en todas esas travesías, rozadas por tragedias inexplicables. En los primeros años del siglo XIX la leyenda cita el hallazgo de una enigmática excavación, justo enfrente de un árbol de roble. Debido a las características del pozo, y a que se descubrió una piedra tallada en la que se especificaba el supuesto entierro de un tesoro de más de dos millones de libras esterlinas, justo debajo de donde se desenterró una especie de arcón o cofre de madera. Quienes descubrieron el sitio enseguida lo asociaron, por la manera en que estaba marcado y por los elementos utilizados, como una metodología utilizada por ritos de la masonería. Además, conjeturaron que las misteriosas formaciones de piedra y las piezas encontradas en posteriores excavaciones, en especial la denominada Cruz de Nolan, un monumento en forma de cruz que abarca 300 metros, aproximadamente. Sin embargo, el investigador noruego Petter Amundsen expuso tras su expedición en el 2003, que la llamada Cruz de Nolan no representa a una imagen cristiana, sino que se emparenta directamente con el Árbol de la Vida de la Cábala Judía, ya que sería parte de una formación más compleja. En ese sentido, el Árbol de la Vida no debe descartarse con ritos masónicos, a partir del esoterismo judío. Para ello, también cuenta que durante algunas excavaciones efectuadas entre 1805 y 1810 se descubrió un pozo con nueve plataformas realizadas en roble, una madera muy fácil de hallar allí. Al lugar se lo llamó "Pozo del Dinero", en cuyo nivel más bajo se encontró una placa grabada con un mensaje cifrado. Todo esto rememora las ceremonias de iniciación de la masonería: el Santo Arco Real y el Arco Real de Enoc, que se conmemora a partir de una historia hebrea: los judíos descubren una bóveda secreta del Rey Salomón, mientras reconstruían el Templo de Jerusalén (en 534-516 a. C.). Allí descubren una placa de oro en la que aparecía escrito el nombre secreto de Dios. La similitud del relato sobre el Santo Arco Real con la leyenda del pozo de Oak Island es ineludible, porque las similitudes saltan a la vista: el templo de Enoc tenía nueve niveles y en el último fue donde se halló la placa de oro con el nombre secreto del todopoderoso. A partir de esa idea los investigadores se preguntan si la placa encontrada en la perdida isla canadiense no tiene registrado el nombre secreto de Dios. Lo que lleva a pensar que los masones conocieron el sitio y lo utilizaron como el lugar elegido para practicar sus diferentes rituales, incluidos los de la iniciación. Pero ¿qué tipo de tesoro hay? De ser cierto lo de los dos millones de libras esterlinas enterrados, no tendría nada que ver con la masonería, por lo que muchos lo relacionan con el tesoro del capitán William Kidd o Edward Teach (Barbanegra), quienes como recordareis, dijeron que sepultaron sus tesoros "donde nadie más que Satanás y yo mismo pueda encontrarlo", citaron. Y que la isla era ideal como escondite. Otros piensan en un tesoro naval de un galeón español o de tropas británicas de la revolución estadounidense. John Godwin concluyó que, debido al tamaño y complejidad, puede tratarse de una obra de ingenieros navales franceses que ocultaron el tesoro de la Fortaleza de Luisburgo luego de que cayera en poder británico durante la guerra contra Francia. Una tercera teoría habla, sin tantos sustentos, de que allí se habrían escondido unas cuantas joyas de María Antonieta, quien habría ordenado a su doncella tomar algunas de sus posesiones e intentar huir durante la Revolución Francesa. La mujer, que habría escondido todo entre su ropa interior, al llegar a Londres ayudada por oficiales de la marina francesa, luego siguió rumbo a Nueva Escocia, con instrucciones precisas de la reina. Entre los relatos se cita que María Antonieta contrató a la naval francesa para cavar el pozo que poco después habría descubierto Daniel McGinnis en 1795. En tanto, en 1953 se publicó el libro “The Oak Island Enigma: A History and Inquiry Into the Origin of the Money Pit”, de Penn Leary, quien expresa que el filósofo inglés Francis Bacon usó el pozo para ocultar documentos que lo avalan como autor de las obras de William Shakespeare. Otros le atribuyen el supuesto tesoro a la obra de los Caballeros Templarios como su escondite para el Santo Grial o el Arca de la Alianza, que habría sido llevada por esa logia a Escocia, donde la familia noble Sinclair los habría ayudado a esconderlo en aquel remoto lugar. Los relatos sobre excavaciones y potenciales hallazgos se han sucedido desde finales del siglo XVIII, pero todo siempre ha quedado en la nada, o lo que es peor, a muchos la fatalidad los sorprendió. Lo concreto es que varias de las pruebas encontradas ya no se encuentran en el lugar, vueltas a enterrar por las lluvias o bien porque se han perdido. Así, en 1795, Daniel McGinnis, un adolescente de apenas 16 años, descubrió una hondonada circular en el extremo sur de la isla junto a un árbol que tenía marcas de haber sido golpeado con un tecle en una de sus ramas. McGinnis y sus amigos, Anthony Vaughan y John Smith (aunque en otros relatos aparece como Samuel Bal) excavaron hasta encontrarse con una capa de lajas a 30 cm de profundidad. En las paredes del pozo había claras marcas de un pico. Decididos a seguir excavando se toparon con una capa de troncos a 3 m. Y si bien continuaron su búsqueda abandonaron la excavación a 10 m porque, según refirieron, les dio mucho miedo. La Onslow Company volvió al sitio, ya en 1803, y luego de una extensa travesía, con el único objetivo de seguir los datos aportados por Vaughan y con mejor equipamiento, prosiguieron la excavación hasta 27,43 m y encontraron más troncos cada 3 m y capas de carbón, masilla y fibra de coco a 12, 15 y 18 metros. De esta expedición, según un texto, a 27 m los operarios ubicaron una piedra plana con símbolos escritos, y alguien lo tradujo. Aparentemente, cita que "a 14 pies abajo, 2.000.000 de libras esterlinas están enterradas", pero de esa piedra, desaparecida en 1912, no quedaron fotos ni registros de su destino final. El pozo posteriormente se inundó a 10 m de profundidad y no se pudo reducir el nivel del agua, por lo que la excavación fue abandonada. Investigadores de la antigua Truro Company, en 1849, siguieron excavando hasta 26 m de profundidad, produciéndose otra inundación, pero igual continuaron. Según el relato, a los 30 m la perforación atravesó una plataforma de picea, un espacio de 30 cm, 56 cm de algo descrito como "fragmentos metálicos", 20 cm de roble, 56 cm de metal, 10 cm de roble, otra capa de picea y 7 pies de arcilla, sin encontrar nada más. En 1861 la compañía Oak Island Association llegó hasta el fondo del pozo para toparse con una caverna natural, que constituía un enorme peligro para los excavadores. El primer deceso ocurrió al incendiarse el calentador de una bomba y tres años después, la empresa fundió y se retiró. Los siguientes intentos de excavaciones fueron más de seis, entre 1866 y 1959, y todos fracasaron. Otro accidente fatal sucedió en 1887, cuando un obrero encontró la muerte al caer al pozo, pero otros siguieron ese mismo destino. En 1928, el magnate del acero Gilbert Hedden recopiló información escrita e hizo seis viajes a la isla, luego indagó en Inglaterra a Harold Tom Wilkins, autor de Captain Kidd and His Skeleton Island, pensando haber encontrado relación entre la isla del Roble y el mapa del libro de Wilkins. Con una inmensa fortuna, Hedden compró el extremo sur de la isla y empezó a excavar en 1935. Con una profundidad de 50 m - en un área más al sur de lo que se cree fue la excavación de 1897 - encontró varios artefactos, como un hacha, un ancla y un zapapico. Pero para aquel entonces el sitio ya estaba lleno de escombros, y todo se hizo cuestionable. En 1960 la expedición de los Restall terminó en tragedia cuando cuatro hombres fallecieron asfixiados cerca de la playa cala Smith. En 1965, Robert Dunfield empleó una grúa de 70 toneladas para cavar un área de 41 m de profundidad y 30 m de ancho. La tierra removida fue cuidadosamente revisada en busca de objetos. Para transportar la grúa fue necesario construir un camino, que todavía existe, en el extremo oeste de la isla hasta 200 m tierra adentro en el punto de Crandall. Posteriormente Triton Alliance Ltd. (fundada en 1967) compro casi toda la isla. Cuatro años después, los operarios excavaron 72 m con ayuda de un pozo de cimentación de acero hasta un lecho rocoso. Con cámaras introducidas descubrieron los que les parecieron “algunos restos humanos, cunas de madera y herramientas”, pero como las imágenes eran borrosas no se pudo confirmar lo hallado. El pozo luego colapsó por lo que la excavación fue abandonada, aunque luego retomada por presión de sus dueños, alcanzando otro lecho rocoso, pero las labores luego se detuvieron por falta de fondos. Ya en los 90 no prosperaron los intentos de nuevas excavaciones de la Triton y en el 2005 una parte de la isla fue vendida a la Oak Island Tourism Society, que si bien hablaban de turismo, su verdadero objetivo era realizar nuevas exploraciones. En el 2007, cerca de Oak Island fue descubierto un barco hundido que podría ser romano y en su interior una espada ceremonial bien conservada que pudo ser recuperada. J. Hutton Pulitzer, investigador de historia, ayudado por académicos de la Ancient Artifact Preservation Society (‘Sociedad para la Conservación de Antiguos Artefactos’) escribió un artículo en el año 2016 sobre el hallazgo y reveló asimismo otra posible evidencia de que los romanos podrían haber llegado al Nuevo Mundo 1.000 años antes que Cristóbal Colón. El debate sobre esta pieza y sus posibles repercusiones para los libros de historia aún continúa en la actualidad.

jueves, 16 de mayo de 2019

¿EN BUSCA DE UNA NUEVA ESPECIE HÍBRIDA?: Los extraterrestres se están reproduciendo con humanos en la Tierra

Lo creas o no, no seriamos los únicos seres inteligentes en nuestro planeta. A finales del 2018, Fox News publicó un sorprendente artículo titulado “Un científico de la NASA dice que la Tierra puede haber sido visitada por extraterrestres”. Como era de esperar, esa noticia se hizo viral en Internet y los principales medios de comunicación se hicieron eco de ello. El artículo en cuestión se basaba en un documento del sitio web de la NASA escrito por Silvano Colombano, investigador del Centro de Investigación Ames de la NASA en Mountain View, California, quien sostuvo que los científicos deberían de tomar en serio la idea de que desde tiempos inmemoriales los extraterrestres pueden haber estado visitando la Tierra. Pero Colombano no es el único que lo cree. Un profesor de la Universidad de Oxford ha afirmado esta semana que los extraterrestres no solo ya se encuentran entre nosotros, sino que se están reproduciendo con los humanos para producir una nueva especie híbrida. En efecto, el Dr. Young-hae Chi, profesor de coreano en el Instituto Oriental de Oxford, esta convencido que esta nueva especie podrá salvar a la raza humana de la amenaza que representa el calentamiento global. El Dr. Chi dijo que existe una fuerte correlación entre el cambio climático y las abducciones extraterrestres, según informa The Sun. Es mas, en su nuevo libro, titulado “Alien Visitations and the End of Humanity” (Visitas extraterrestres y el fin de la humanidad), el profesor explica cómo prosperan los alienígenas en su propio sistema biológico que no podemos ver, ya que estamos limitados por la funcionalidad de nuestros órganos. También describe cuatro tipos diferentes de extraterrestres: pequeños, altos e intrépidos, escamosos con ojos de serpiente e insectoides. Dijo además que es probable que las criaturas similares a insectos sean los líderes y den instrucciones a los otros tipos. En el 2012, durante una conferencia llamada “Las abducciones extraterrestres y la crisis ambiental” hablo sobre su teoría “del mundo de lo invisible” afirmando que tal vez la civilización humana está llegando a su fin. El profesor citó a un investigador estadounidense que afirmó que los extraterrestres y los seres humanos se están reproduciendo para producir una especie híbrida que sea tan inteligente y sea capaz de resolver los principales problemas del planeta. “Entonces, no vienen por el bien de nosotros, sino por el de ellos, de su propia supervivencia, que en realidad es la supervivencia de toda la biosfera”, dijo el Dr. Chi. Si bien sugiere que los extraterrestres prefieren evitar manifestarse abiertamente, añade que solo aparecerán cuando el mundo se enfrente a una grave crisis, como una guerra nuclear por ejemplo, como la que patrocinan en este momento Donald Trump y su equipo de desequilibrados paranoicos que lo rodean - una panda de dementes escapados sin duda alguna de algún hospital siquiátrico - quienes le ‘aconsejan’ insistentemente para desatar un conflicto mundial agudizando sus diferencias hasta el infinito con Rusia y China, lo que es algo suicida porque ambos países tienen arsenales similares a la estadounidense, capaces de destruir toda forma de vida del planeta y donde no habría ganadores en caso de estallar la guerra. Es en ese momento de nuestra hora final cuando los extraterrestres irrumpirían en escena para detener esa locura impulsada por la Casa Blanca. “Se puede suponer más o menos que el proyecto híbrido es precisamente una respuesta a esta inminente desaparición de la civilización humana”, continúa explicando el Dr. Chi, quien agregó que aún está buscando más pruebas para apoyar su teoría, por lo que ha propuesto un debate sobre el tema en el Oxford Union, pero que hasta el momento ha sido rechazado, pero al no darse por vencido, continuara con sus esfuerzos para ser escuchado.