jueves, 3 de septiembre de 2015

FLORIDA: Un espectacular objeto luminoso se deja ver en los cielos de Miami

Una noticia dada a conocer este miércoles indica la aparición de una extraña luz blanca que atravesó el cielo de sur de Florida a primeras horas de la mañana y que ha generado gran conmoción en la Red. En efecto, en el vídeo se puede observar un extraño objeto luminoso situado sobre el aeropuerto internacional de Miami, que desprende una estela luminosa con una pronunciada expansión impropia de cualquier tipo de avión conocido. La imagen es tan impactante, que incluso se pueden apreciar lo que parecen ser dos seres en la parte inferior, que por su aspecto, parecen pilotos, y tan asombrados están quienes lo han visto, que decidieron fotografiarlo o grabarlo con sus respectivos smartphones. Precisamente en el vídeo que acompaña nuestra nota se aprecia claramente como el objeto de procedencia desconocida, genera una estela producida por alguna forma de escape de gases o el magnetismo que ioniza el aire hasta generar vapor, acompañado de un peculiar sonido. Demás esta decir que los medios de comunicación locales fueron inundados de llamadas por quienes estaban deseosos de saber algo mas sobre ese inusual fenómeno que a muchos ha dejado intrigados. ¿Pero de que se trataba? ¿Era un OVNI? ¿Acaso un cometa? ¿O quizás un visitante de otro planeta?. Según informó en horas de la tarde el portal SpaceFlightNow.com., se trató de un cohete y no  ninguna nave alienígena como se creyó en un primer momento. En efecto, el responsable de esa página afirmó que el cohete United Launch Alliance Atlas 5 fue lanzado de la Base Aérea de Cabo Cañaveral poco antes del amanecer del nmiércoles y lleva a bordo un satélite de comunicaciones de la U.S. Navy. “Construido por la compañía Lockheed Martin, esta nave militar brindará comunicaciones tácticas de banda estrecha que tienen como fin mejorar notablemente las comunicaciones en tierra para las fuerzas militares que se desplazan de un lugar a otro” puntualizó la nota publicada por el citado portal. Venga, ya me parecía demasiado bueno para que sea verdad, por lo que dude en un primer momento de publicarlo. Sin embargo, no deja de ser una curiosidad ¿no os parece?

lunes, 31 de agosto de 2015

LA VÍA LÁCTEA: ¿El lugar indicado para buscar vida extraterrestre?

La Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) y el estadounidense Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) han publicado un informe conjunto que revela dónde existen más opciones de encontrar vida inteligente extraterrestre. En efecto, el científico australiano Ian Morrison, de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia), y el estadounidense Michael Gowanlock, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), han publicado este lunes un informe conjunto en la revista 'Astrobiology' dado a conocer por The Guardian, que revela en qué lugares del espacio sería más factible encontrar vida inteligente extraterrestre. El estudio afirma que se podría encontrar vida inteligente en los centros de la Vía Láctea y de otras galaxias cercanas, ya que ofrecen mejores condiciones para que se desarrollen civilizaciones tecnológicamente avanzadas. Esta hipótesis contradice el punto de vista común del mundo científico al respecto. Así, hasta el momento los expertos creían que la periferia de las galaxias era más adecuada para la vida, debido a que en esos lugares las supernovas explotan con menos frecuencia y, por lo tanto, existen menos probabilidades de que puedan destruir una civilización. Morrison y Gowanlock han basado su tesis en un modelo computerizado que recoge la evolución de la vida de la galaxia de manera virtual. Los investigadores han llegado a la conclusión de que la vida inteligente en el centro de las galaxias surge con más frecuencia y de manera notablemente más rápida, cerca de 2.000 millones años antes que en las periferias. Las explosiones de supernovas se producen en las cercanías de los planetas 'habitados' del modelo aproximadamente cada 1.500-2.000 millones de años. Sin embargo, como el planeta anfitrión ubicado en una zona céntrica dispone de mejores condiciones, su civilización tendría tiempo suficiente para desarrollarse y protegerse de la radiación de la supernova o cambiar de 'lugar de residencia'. Estos científicos consideran que su experimento demuestra que organizaciones como el centro de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (Search for Extraterrestrial Intelligence, SETI por sus siglas en inglés) tienen que desplazar la búsqueda de rastros de vida inteligente en el espacio desde las periferias hasta los centros de las galaxias: “Es el lugar adecuado para encontrarlos” indicaron.

jueves, 27 de agosto de 2015

EXPEDIENTE OVNI: El Incidente de Rendlesham Forest

El siguiente caso de nuestro expediente nos traslada al Reino Unido, específicamente a Rendlesham Forest, en el condado de Suffolk, al sureste de Inglaterra, donde a finales de diciembre de 1980 ocurrieron una serie de hechos inexplicables, como el aterrizaje de un objeto volador no identificado . Es tal vez el más famoso avistamiento de un OVNI que pudo haber sucedido en Gran Bretaña y figura entre los más conocidos acontecimientos sobre OVNIS en todo el mundo. Se le ha comparado con el incidente Roswell en los Estados Unidos y por ese motivo se le denomina comúnmente "El Roswell de Gran Bretaña" o "El Roswell inglés". Si bien en un primer momento, el Ministerio de Defensa de Gran Bretaña negó que se tratara de una amenaza para la seguridad nacional y por lo tanto, nunca se le investigó oficialmente. Sin embargo, surgieron pruebas que indicaban la existencia de una disposición secreta del Ministerio de Defensa para esclarecer el caso en la más absoluta reserva y ello llevó a pensar en un encubrimiento. Algunos interpretan esto como parte de un patrón de supresión de información relativa a la verdadera naturaleza de los objetos voladores no identificados por parte del Reino Unido. Cuando el expediente se dio a conocer en el 2001, la mayor parte de los archivos fueron de dominio público. El incidente se produjo en las proximidades de dos bases militares que se encontraban ubicadas en Rendlesham Forest y que en ese momento, estaban siendo utilizadas por la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF). Sucede que el día 26 de diciembre, alrededor de las 3 de la mañana, unas extrañas luces fueron reportadas por una patrulla de seguridad cerca de la Puerta Este de la RAF Woodbridge (Royal Air Force Station Woodbridge). Los presentes inicialmente pensaron que aquellas luces pertenecían a un avión derribado; sin embargo, algunos de ellos luego de ingresar al bosque a investigar, vieron luces moviéndose a través de los árboles y también pudieron apreciar la luz emitida por un objeto mayor el cual fue identificado como un OVNI. Uno de los militares presentes esa noche en el bosque, el sargento James W. Penniston, encontró una nave de origen desconocido, la cual se ubicaba sobre la superficie y en estado de reposo, por lo que Penniston no dudó en acercarse a la misma. Minutos después cuando estuvo ya al lado de la nave decidió tocarla y pudo sentir una cálida sensación luego de hacer contacto con el objeto. Asimismo, logró divisar una serie de símbolos, los cuales logró escribirlos sobre su cuerpo, según narró. Tiempo después Penniston se daría cuenta que eso no fue todo lo que ocurrió, y además se encontraría con un mensaje sembrado en su mente. Es en ese momento que la nave ascendió luego de este breve encuentro, y entonces Penniston pudo apreciar el tren de aterrizaje triangular que poseía el objeto y que dejó tres impresiones en el suelo, las cuales siguieron siendo visibles hasta el día siguiente. Tiempo después, ya en el año 1984, Penniston se somete a una regresión hipnótica, y entre lo que pudo recordar afirmó que dicha nave con la que se topó había venido del futuro, y que era ocupada por viajeros del tiempo, no por extraterrestres como muchos presumían. Cabe resaltar que este incidente no aparece en las copias de los informes del sargento, informes que se presume habría entregado a sus superiores. Esa misma mañana de su encuentro, la policía local fue llamada para investigar el hecho, encontrando las mismas huellas que el sargento afirmaba que habían sido producidas por el tren de aterrizaje triangular de la nave. Gente de la zona también afirmaba que sus animales de corral tuvieron un extraño comportamiento durante esa noche. A pesar de ello, la policía trato de desvirtuar esos testimonios, no sólo asegurando que dichas marcas pudieron haber sido causadas por un animal sino borrándoles para que no quede huella alguna del incidente. Por el contrario, algunos aviadores de la base aérea, afirmaron haber visto un objeto metálico cónico, el cual se encontraba suspendido en una niebla de color amarillo, sobre los árboles y con un palpitante círculo de color azul. El supuesto objeto parecía consciente de la presencia de los aviones y se alejó de ellos – narraron los aviadores – por lo que decidieron seguirlo y darle caza. Los aviadores narran haberse sentido aturdidos al momento de acercarse al objeto. Se presume que estas personas fueron interrogadas, amenazadas y obligadas a firmar documentos donde juraban guardar silencio. Algunos inclusive dijeron haber sido obligados a firmar un documento en donde se afirmaba que el OVNI era en realidad un faro. Otros informes esclarecen que los militares fueron obligados a mantenerse tranquilos bajo la advertencia: “las balas son baratas”. Sin embargo, en el año 2008 el Teniente Coronel Halt declaró en una entrevista, que hasta ese día “no había sido posible desclasificar toda la información sobre el incidente” dejando en claro que hay documentos reveladores que siguen fuera del dominio público. Hay quien aduce que dicho avistamiento fue registrado en un vídeo que actualmente posee la USAF, pero, si es así, el resultado de la cinta no se ha hecho público hasta el día de hoy ¿Que es lo que tratan de ocultar?

jueves, 20 de agosto de 2015

MENUDA RAREZA: Nace una Cobra de dos cabezas en China

Imagine la sorpresa de su vida que se llevó un hombre que se dedica a la cría de serpientes en el sur de China, al descubrir nada menos que una cobra bebé con dos cabezas. En efecto, según informa esta semana The Telegraph, en un primer momento el criador de víboras pensó que el inusual hallazgo le ayudaría a conseguir una buena suma de dinero. Pero pronto se dio cuenta de que la extraña criatura no tomaba agua ni comía, por lo que decidió llevarla con los especialistas del Zoológico Nanning. Oficiales del zoológico han reportado que la serpiente, delgada como un lápiz, con un franja café oscuro en su espalada, aún no come por si misma. Mide aproximadamente 20 centímetros y ha estado viva por 10 días, habiendo mudado de piel una vez. Debido a que cada cabeza tiene un cerebro propio, las dos se mueven de forma independiente, y los expertos que la cuidan aseguran que a menudo la dos cabezas se acercan, como su fueran a pelear. Pero los científicos dicen que es porque una cobra típica suele generar un movimiento en forma de ‘S’, por lo que las dos cabezas se encontraran de forma natural. Si logra sobrevivir, esta rara serpiente podría llegar a crecer al tamaño usual de una cobra china – cerca de 1.2 metros – pero los doctores del zoológico no han podido definir su expectativa de vida en caso de que la criatura no llegue a comer por si misma, también les preocupa su potencialmente baja resistencia a infecciones. Esta extraña condición de múltiples cabezas se conoce como “policefalia” y aunque es algo poco común, suele observarse mayormente en tortugas y serpientes. Por lo general, muchos animales y seres humanos nacidos con policefalia mueren poco después del nacimiento. Es por ese motivo que los empleados del zoológico piden ayuda a los especialistas en serpientes con la finalidad de mantener viva a esta rareza.
   
slideshow | Viewer

jueves, 13 de agosto de 2015

ALUCINANTE TEORÍA: ¿Es posible que un planeta gaseoso como Júpiter sea capaz de albergar vida?

Como estamos habituados a vivir sobre la Tierra, un planeta rocoso con superficie sólida, tendemos a considerar que de existir, la vida extraterrestre también debería estar confinada a estos ambientes. Sin embargo, la posibilidad de hallarla en medios gaseosos, como la atmósfera de Júpiter, es real. Tal vez encontremos algún tipo de organismos entre las corrientes y nubosidades de los mundos gigantes de nuestro Sistema Solar. Con vientos de varios centenares de kilómetros por hora y su extraña composición ¿qué organismos serían capaces de sobrevivir en esas condiciones extremas? De los cuatro gigantes gaseosos, el mejor posicionado para albergar vida seria Júpiter. Las Voyager, a finales de los años setenta, y la Galileo en 1995 nos han aportado mucha información sobre este planeta. Quizá la característica más sorprendente es que Júpiter (y los otros gigantes) no tiene una superficie sólida como en la Tierra. Todo él (excepto quizá el interior más profundo, donde podría haber un núcleo semilíquido de rocas, mezclado con agua, metano y amoníaco) es un continuo gaseoso de nubes de hidrógeno y helio en variadas configuraciones De entre las distintas capas atmosféricas de Júpiter, la que resulta más adecuada para la vida es, por supuesto, la más externa. A medida que nos acercamos hacia el interior del planeta, la presión se vuelve tan intensa que solamente a 1.000 kilómetros bajo las nubes el hidrógeno se transforma en un extraño líquido molecular, donde las temperaturas alcanzan varios centenares e incluso miles de grados centígrados. Queda claro que ante tal ambiente no hay demasiadas posibilidades para el nacimiento de forma alguna de vida. Sin embargo, en las capas superiores, el panorama puede ser distinto. Uno de los primeros científicos que especuló desde una perspectiva científica sobre la posibilidad de hallar vida extraterrestre en Júpiter fue Carl Sagan, de la Universidad de Cornell, en EE.UU. Lo que hizo fue comparar el ambiente joviano con los mares terrestres. En nuestros océanos encontramos organismos que constituyen la base alimentaria, que correspondería al plancton fotosintético. Después hallamos a peces que se nutren de estas criaturas, y a continuación los predadores, que se alimentan de aquellos. En Júpiter, según Sagan, podría haber ecosistemas similares, pero a una escala mucho mayor. En primer lugar, los organismos predominantes en la alta atmósfera podrían ser los llamados "buceadores", pequeños seres que se reproducen con celeridad y dejan descendencia numerosa. Esta sería la base alimentaria joviana, por decirlo de alguna manera, el plancton de los planetas gigantes. En el segundo grupo estarían los "flotadores" o "flotantes", organismos con forma de globo de hidrógeno de gigantesco tamaño. Tal vez tan grandes como una ciudad, irían expulsando gases diversos, de manera que retuvieran el hidrógeno, más liviano, y así pudieran flotar o sostenerse bastante bien entre la activa atmósfera de Júpiter. Sin duda podrían ser arrastrados hacia zonas más calientes del planeta, pero gracias a su peculiar sistema de empuje tendrían mayores probabilidades de sobrevivir. Este tipo de criaturas tal vez se alimentaría de las moléculas orgánicas, presentes en muchos puntos de Júpiter. Quizá fueran capaces de elaborar sus propias moléculas con la débil luz del Sol que les alcanza, a la manera de nuestras plantas. Estarían reunidos en una especie de grupos territoriales, como rebaños, dispuestos a cazar a su manera, unos cuantos cientos de buceadores. Teniendo esas dimensiones, es posible que fueran visibles desde el espacio, aunque sería difícil porque Júpiter es enorme, y sus capas nubosas más externas quizá cubran a estos extraños rebaños de flotadores. El vivir en tales agrupaciones sería un regalo para los últimos de los organismos que Sagan imagina. Se podría imaginar a unos cuantos cazadores en pos de los flotadores, persiguiéndoles a través de los estratos nubosos de Júpiter. Encontrar flotadores o cazadores en Júpiter podría ser una sorpresa, pero en ningún caso sería descabellado. Es más, aunque nunca halláramos tales organismos, entra dentro del terreno de la ciencia imaginar posibles escenarios en donde la vida ha podido aparecer y formular cuántas hipótesis sean necesarias, teniendo en cuenta lo que sabemos y lo que no. Con la llegada en 1995 del Galileo a Júpiter – en el cual este pudo enviar durante casi una hora información muy valiosa de los estratos del planeta, antes que la altísima presión la desintegrara - se renovó el interés por el gigante gaseoso. Si bien los resultados iniciales fueron contradictorios, ya que la sonda encontró escasa cantidad de agua, por lo que se creyó que sus posibilidades de albergar vida - tal como Sagan había creído factible – serian escasas, nuevos estudios efectuados por la Galileo un año después sobre la atmósfera de Júpiter evidenciaron que la sonda había pasado por un claro entre las nubes del planeta, y que éstas podían ser cien veces más húmedas y llena de organismos extraterrestres, Es por ello que la posibilidad de hallar algún tipo de organismo en Júpiter permanece intacta, y debemos seguir especulando como hiciera Sagan en su día, para intentar imaginar nuevos y estimulantes escenarios en los que la vida haya hecho su aparición. Quién sabe si algunas de estas teorías algún día resultaran ser ciertas.
Loading...