TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 10 de diciembre de 2015

GARY MCKINNON: La NASA nos oculta deliberadamente la verdad acerca de la existencia de vida extraterrestre

Llevó más de 10 años enfrentándose a una extradición pedida por los Estados Unidos luego de colarse en las bases de datos de la NASA y el Pentágono. Se llama Gary McKinnon y está muy convencido de que el gobierno estadounidense nos engaña y que los extraterrestres son reales. Según declaro esta semana a The Daily Express, la NASA lleva años borrando los OVNIS que aparecen en las fotos y vídeos proporcionados tanto por los telescopios como por las sondas espaciales, antes de darlas a conocer al público. Según parece, las primeras acusaciones sobre este tema aparecieron ya en el año 2000, cuando otra contratista de la NASA aseguró que la agencia espacial editaba digitalmente las fotografías del satélite, borrando las naves espaciales y los objetos extraños antes de publicarlas McKinon la creyó, y para demostrarlo decidió colarse en la base de datos computerizada de la agencia espacial desde la casa de la tía de su novia en Londres. Según afirmó, la seguridad era tan escasa que fue capaz de hackear la NASA regularmente en un período que fue entre 18 meses y dos años. Es así como dando vueltas por bases de datos de la marina, McKinnon encontró un archivo con una lista de "oficiales no-terrestres", con rangos y nombres. También encontró un archivo con "transferencias de material entre naves". Cuando trató de buscar los nombres de esas naves - que eran entre ocho y diez en total - no pudo encontrar nada que los mencionara (al menos a nivel público). Esto reforzó su afirmación de que eran parte de una iniciativa encubierta y no terrestre de los Estados Unidos.”No era una cosa normal en el ejército en absoluto, así que lo tomé como que deben tener un programa secreto basado en el espacio” señaló. El hacker está convencido que lo que ha encontrado es ni más ni menos que pruebas confidenciales de una base secreta espacial estadounidense, y ha publicado todos sus descubrimientos en cuatro vídeos que se pueden encontrar en YouTube. McKinnon logró acceder a esos documentos secretos a través de un programa llamado Landsearch, el cual, luego de haber obtenido el control del dominio, pudo buscar todos los archivos y carpetas “en cada máquina”. Otra de las pruebas descubiertas por McKinnon fueron las fotos. Según afirma, todas las imágenes estaban divididas en dos tipos: "filtradas" o "procesadas" y "sin procesar". Según parece, intentó descargar una de las fotografías, pero la velocidad era muy lenta y no lo consiguió. Según parece, sólo consiguió ver dos tercios de la imagen, pero lo que vio le convenció. La imagen en cuestión mostraba un planeta que parecía ser La Tierra, con una nave espacial con forma de cigarrillo. Por desgracia, le pillaron justo en ese momento, y no pudo conseguir una copia. Tras su arresto en el 2002, el informático fue objeto de una disputa legal prolongada y divisiva acerca de su extradición a los EE.UU., donde los fiscales querían que sea juzgado por la brecha de datos. Si hubiera sido declarado culpable, probablemente habría enfrentado hasta 60 años en prisión. Sin embargo, en el 2012, la Ministra del Interior del Reino Unido Theresa May dijo que no sería enviado a los Estados Unidos, justificando esta decisión en base a los derechos humanos, pero la amenaza continua latente. Y es que la Bestia no esta dispuesta a dejar escapar a su presa ¿Porque Washington teme que se sepa la verdad?
Loading...