TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 5 de septiembre de 2013

¿ES EL COMIENZO DEL APOCALIPSIS?: Siria en las profecías

Circula en la red una profecía bíblica que bien podría ajustarse a los tiempos que corren en Medio Oriente - donde el inicio de la criminal agresión estadounidense contra Siria podría desencadenar la III Guerra Mundial y con ella el fin de la humanidad. En efecto, según esa profecía del Antiguo Testamento (Isaías 17:1-3), la capital de Siria, Damasco, seria destruida y reducida a ruinas., lo cual seria el punto de partida para un Genocidio en masa orquestado por el Criminal de Guerra Barack Hussein Obama. La profecía en cuestión es esta: “‘He aquí que Damasco dejará de ser ciudad; será montón de ruinas. Las ciudades de Aroer están desamparadas; se convertirán en majadas y allí dormirán los rebaños sin que nadie los espante. Cesará la fortificación de Efraín. Cesará y el reino de Damasco; y lo que quede de Siria será como la gloria de los hijos de Israel’, dice Jehová de los ejércitos”. En medio de la escalada de las tensiones en el Medio Oriente, con EE-UU preparando un ataque con misiles sobre Siria e Israel movilizando tropas hacia su frontera norte, la idea de que esta agresión deliberada e injustificada contra Siria desemboque en un conflicto a gran escala no es del todo descabellada, conocidas las intenciones homicidas de Washington de querer apoderarse de los grandes recursos energéticos de la región. Lo hizo en Irak y ahora pretende hacerlo con Irán, el verdadero objetivo de esta infame agresión y para ello el primer paso es aplastar a Siria. Pero este país tiene dos grandes aliados como son Rusia y China, dos potencias nucleares que saldrían en su defensa, lo cual originaria la catástrofe. A su vez, se conoce otra profecía bíblica, esta vez del Apocalipsis, que se refiere a los cuatro jinetes provocando la muerte de personas por fuego, humo y azufre saliendo de sus bocas. “Diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Eufrates. Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número. Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre. Por estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre que salían de su boca.” (Ap.9:14-18). Si analizamos estas palabras, podemos sacar escalofriantes conclusiones y es que la profecía esta refiriéndose a las armas de destrucción masiva que serán utilizadas en este conflicto el cual hundirá al mundo en la barbarie.Sin embargo. aún es posible detener la guerra. La pregunta es ¿lo intentarán?
Loading...