TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 10 de abril de 2014

LA NASA NOS ENGAÑA: Los intentos de la agencia espacial de intentar ocultar la existencia de vida extraterrestre

El reciente descubrimiento de una extraña luz de origen desconocido captada por el Curiosity en el planeta rojo - el cual pareciera emanar de la superficie, lo que podría indicar la existencia de vida inteligente debajo del suelo utilizando la luz tal como lo hacemos nosotros – y que fue rápidamente desmentido por la NASA al afirmar que dicho fenómeno “podría ser causado por la reflexión de la luz solar en una roca o por los rayos cósmicos”, pone al descubierto una vez mas los múltiples intentos de la agencia espacial estadounidense por tratar de ocultar información acerca de lo que realmente existe mas allá de la Tierra. Como sabéis, colonizar Marte ha sido el sueño de muchos. Desde tiempos pretéritos siempre se creyó que el planeta era habitado por alienígenas, hasta que naves robots llegadas a ella - desde los Viking hasta el Curiosity - nos mostraron un planeta “muerto” en el cual la vida aparentemente habría desaparecido hace mucho, Sin embargo, la presencia de agua congelada en los polos marcianos, así como la posible existencia de agua liquida bajo la superficie del planeta, indispensable para la vida - al menos tal como la conocemos - así como extrañas formaciones de origen desconocido, indican que hubo vida en ella. Si bien la NASA, fiel a su estilo siempre ha intentado tergiversar las cosas y ocultar sus descubrimientos, dándonos a conocer su versión “oficial”, tratando de convencernos de lo contrario. Sin embargo la duda persiste, lo cual ha dado paso a diversas teorías acerca de la existencia de vida alienígena en otros mundos. A finales del 2013, un equipo de científicos británicos de la Universidad de Sheffield dirigido por Milton Wainwright afirmó que un globo especial enviado a la estratosfera durante una lluvia de estrellas pudo recoger pequeños organismos llegados desde el espacio. El experimento, según se cree, demuestra la presencia en la Tierra de vida alienígena. De acuerdo con estos razonamientos, el equipo de Wainwright concluyó que "continuamente llega a la Tierra vida procedente del espacio, por lo que la vida no es algo exclusivo de nuestro planeta, y es muy posible que ni siquiera se originara aquí" Ante este descubrimiento, no es de extrañar que la NASA haya salido a tratar de desmentirlo con argumentos que no resisten el menor análisis. No es la primera vez que lo hace, ya que en anteriores oportunidades hizo exactamente lo mismo. Es por ello que en esta ocasión haremos un recuento de algunos descubrimientos científicos que la agencia espacial ha tratado de encubrirlos según informa el portal estadounidense Space: 1.- Los Canales de Marte. La idea de que el planeta rojo lo atraviesa una compleja red de canales la propuso por primera vez en 1877 el astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli, y más tarde la popularizó el astrónomo Percival Lowell, quien dibujó lo que supuso era una intrincada trama de canales, según los estudios que realizó desde su observatorio privado en Flagstaff, Arizona. La idea ganó amplia aceptación hasta que, en el siglo XX, mejoró la calidad de las observaciones astronómicas y, a consecuencia de ello, los telescopios de alta resolución permitieron revelar que los 'canales' eran “ilusiones ópticas y formaciones geológicas” aunque otras como la famosa Cara de Marte, inmortalizada por el Viking, no tienen explicación alguna. 2.-Los Arbustos de Arthur Clarke en Marte. El autor de ciencia ficción Arthur C. Clarke, famoso por su novela '2001: Una odisea del espacio', llegó a los titulares en el año 2001 cuando afirmó que las fotos recibidas de la sonda Mars Global Surveyor de la NASA muestran pruebas de que en el planeta existen árboles y arbustos. Aunque el mundo científico se mostró escéptico acerca de sus atrevidas declaraciones, el escritor insistió en su afirmación, indicando que las imágenes fotográficas cambian "todas las temporadas", lo que, según él, "demuestra al menos la presencia de vegetación".Al igual que el anterior caso, no hay explicación científica para saber de lo que se trata en realidad. 3.-Los estudios de Marte de la sondas Viking. En 1976 dos sondas de la NASA llamadas Viking descendieron en Marte y llevaron a cabo una serie de experimentos biológicos, entre ellos la toma de muestras de suelo marciano, para detectar compuestos orgánicos. Los módulos de aterrizaje encontraron pruebas de materia orgánica, pero durante el experimento se encontró una sustancia que provocó un aumento del dióxido de carbono. Gilbert Levin, el ingeniero que diseñó el equipo para el experimento, llegó a la conclusión de que lo que produjo este incremento fueron microorganismos que viven en el suelo marciano. Sin embargo, esta interpretación no ha sido ampliamente aceptada por la comunidad científica. 4.-El meteorito Allan Hills. Cuando los científicos anunciaron, en 1996, que habían encontrado pruebas de vida microbiana fosilizada en un meteorito de Marte, la noticia estalló como una bomba. El entonces presidente estadounidense, Bill Clinton, pronunció un discurso a la nación sobre el descubrimiento, que parecía permitir afirmar que no estamos solos en el universo. Sin embargo, el posterior análisis del meteorito Allan Hills 84001, el 'protagonista' del anuncio, provocó controversias entre los expertos, puesto que muchos de ellos sugirieron que los fósiles podrían haber aparecido a causa de procesos no biológicos. La prueba aún es objeto de debate, y la roca espacial sigue siendo un tema de investigación en curso. 5.-Extrañas formaciones geológicas en Marte. La llegada de la sonda Curiosity al planeta rojo en agosto del 2012 y el envió a la Tierra de miles de imágenes que capta en el lugar, ha dado paso a una serie de conjeturas y múltiples teorías acerca de lo que se ve en ellas, desde formas caprichosas que parecieran ser animales, naves alienígenas o luces brillantes que “no deberían” estar allí. En el reciente caso de la extraña luz captada en el planeta rojo afirmaron en un comunicado dado a conocer este miércoles:  "Hemos recibido miles de imágenes de Curiosity y casi cada semana en algunas de ellas notamos puntos brillantes. Ello podría ser causado por los rayos cósmicos o por la reflexión de la luz del Sol en la superficie de las rocas. Son las explicaciones más probables". Como podéis notar, son teorías que aun no han podido ser esclarecidas por la ciencia, por lo que están sujetos a especulaciones de todo tipo, de lo cual se aprovecha la NASA para tratar de desinformar. Solo podrán ser esclarecidas fehacientemente cuando los humanos amartizen en el planeta rojo y podamos verlo en vivo y en directo sin ningún tipo de censura, aunque para que ello suceda debe pasar aun mucho, mucho tiempo ...
Loading...