TIEMPOS DEL MUNDO

lunes, 8 de diciembre de 2014

NEW HORIZONS: El "despertar" de una sonda de la NASA para ir al encuentro con Plutón

Cuando la nave espacial New Horizons fue lanzada en enero de 2006, Plutón todavía era considerado un planeta del Sistema Solar y era el único que no había sido visitado por una sonda. Ahora, cuando está muy cerca de llegar a su destino, este objeto celeste ha perdido su condición de planeta y ha descendido a la categoría de planeta enano, aunque no ha perdido un ápice de su interés científico. En efecto, tras un largo y último letargo en el que la sonda de la NASA ha estado hibernando, el New Horizons ha despertado para que emprenda el tramo final que le separa de Plutón (sólo 260 millones de kilómetros). "New Horizons se encuentra en buen estado de salud, atravesando tranquilamente el espacio profundo, a casi 4.800 millones de kilómetros de la Tierra, pero su tiempo de descanso está a punto de terminar", señala Alice Bowman, jefa de operaciones de esta misión en la Universidad Johns Hopkins. "Ya es hora de que New Horizons se despierte, comience a trabajar y empiece a hacer historia", declaró Bowman en un comunicado de prensa de la NASA. Su trabajo consistirá en caracterizar la geología y la topografía de Plutón y de su luna más grande, Caronte (que mide la mitad que Plutón). Estudiará su estructura, la composición de su superficie y de su atmósfera, y la temperatura. También estudiará las lunas más pequeñas de Plutón e intentará descubrir si tiene satélites que aún no han sido descubiertos [de momento se sabe que tiene cinco]. Apenas iluminados por el lejano Sol, estos objetos trans-Neptunianos (o TNOs, por sus siglas en inglés) viven en una permanente oscuridad que dificulta su localización y su estudio con telescopios. Por eso tenemos un conocimiento muy pobre de estos cuerpos. Plutón, prototipo de los recientemente denominados planetas enanos, es uno de los mayores objetos de esa región, desde donde también nos llegan numerosos cometas, como el Halley. Durante dos tercios de su viaje, New Horizons ha estado hibernando con el objetivo de ahorrar energía. En total, ha estado dormida durante 1.873 días repartidos en 18 periodos distintos desde mediados de 2007 hasta el 6 de diciembre de 2014. Sus descansos han durado entre 36 y 202 días, según precisa la NASA. Esta nave fue la primera con la que EEUU probó la estrategia de la hibernación, que no sólo permite ahorrar energía al tener apagados la mayor parte de sus sistemas electrónicos, sino que reduce el coste de la misión y permite que los recursos de la Red del Espacio Profundo (que monitoriza todas las naves espaciales de la NASA) se destinen mientras tanto a otras sondas. Una vez despertado de su hibernación, el New Horizons comenzará en enero del 2015 las primeras observaciones del sistema de Plutón mientras siga aproximándose a este planeta enano en cuya superficie los científicos creen que hay una temperatura de -233ºC. Está previsto que haga su máxima aproximación a este mundo helado el 14 de julio. Los científicos de la NASA creen que el paisaje de Plutón debe guardar cierto parecido con el que muestra el Ártico durante el invierno. Ese mes, justo antes de concluir el estudio del cuerpo, la sonda pasará lo más cerca de Plutón, que viaja en una órbita elíptica y tiene unos 2 300 km de diámetro (más pequeño que la luna de la Tierra). Entonces New Horizons pasará cerca de otros objetos en el Cinturón de Kuiper, un vasto anillo de escombros sobrantes del nacimiento del sistema solar, hace unos 4 600 millones de años.¿Que sorpresas nos están aguardando?
   
slideshow | Viewer
Loading...