TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 24 de noviembre de 2016

OGOPOGO: La leyenda del monstruo del lago Okanagan (Canadá)

Se dice que las aguas del lago Okanagan en la provincia de Columbia Británica, Canadá, es el hogar de un críptido acuático conocido como Ogopogo; y cuyo nombre significa ‘demonio del lago’.Fue llamado así por los indios naïtaka que viven en las inmediaciones del lago, quienes fueron los que lo vieron por primera vez. Tal como Nessie, habría sido visto centenares de veces (por vez primera en 1850) y fue fotografiado e incluso filmado en 1968 por un hombre llamado Art Folden. Las tomas de esta película muestran a un animal que mide cerca de 18 metros de largo, con un cuello que mide 90 cm de circunferencia en la base de la cabeza. Numerosos testimonios se refieren a su pequeñísima cola, sus aletas y sus tres jorobas. Pero Ogopogo es igualmente inaccesible, tal como el monstruo de loch Ness. En efecto, en 1977, sesenta buzos, premunidos de tanques de oxigeno y llevando máquinas fotográficas y potentes reflectores, penetraron por turno en el lago en una jaula de nueve metros, sin lograr avistarlo, Allí también se creó una oficina de investigaciones del lago Okanagan a fin de reunir pruebas. Fue Roy W. Brown (editor de The Vancouver Sun) quien compilo los numerosos relatos que hablaban de un extraño ser que habitaba el lago Okanagan. Estas narraciones y testimonios se han venido produciendo desde mediados del Siglo XIX de forma regular por todo tipo de personas y cuyos testimonios curiosamente parecen coincidir al describir al animal. Mientras que los criptozoólogos piensan en Nessie como un descendiente de los plesiosaurios, en el caso de Ogopogo se plantea que se trate de una Cetoides Basilosaurus, una primitiva ballena cuyo aspecto es el que mas se le acerca (salvo quizás en la forma de su cabeza). Los habitantes precolombinos de Canadá ya tenían su leyenda sobre un nativo llamado Kel-oni-won, quien asesino a golpes a un respetado anciano de su tribu conocido como Kan-le-kan. El Creador en persona - agregan- fue el encargado de castigar su crimen convirtiendo al asesino en una serpiente marina pero conservando su mente humana, para que pasase el resto de su eternidad arrepintiéndose de sus actos. Desde entonces el ‘demonio del lago’ acecha a quienes se atrevan a cruzar las aguas del lago Okanagan, quienes deben ofrecerle un sacrificio (sea humano o animal) antes de dejarlos pasar. Se dice que la guarida de este demonio estaría en una cueva subterránea bajo Squally Point, muy cerca de Rattlesnake, de difícil acceso por lo que no se puede comprobar su existencia.Recientemente, The Daily Courier de la ciudad de Kelowna reportó que dos científicos de la localidad accedieron a analizar los restos de un espécimen sin identificar de un metro de largo encontrado en la costa del lago Okanagan. Una muestra de tejido sería enviada a un investigador en Ontario para realizar pruebas de DNA; mientras que los restos serían examinados por un zoólogo en Alberta. De inmediato comenzaron a circular rumores sobre que podría tratarse de una cría de Ogopogo, aunque habría que esperar los resultados de los estudios para estar seguros de ello. Para criptozoólogos como John Kirk, los videos e imágenes del Ogopogo son más numerosos que los de Nessie o cualquier otro críptido; y muchos de ellos no han podido ser desmentidos, lo que indica que las aguas del lago Okanagan podrían esconder un misterio que revolucione el campo de la zoología.
Loading...