TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 27 de agosto de 2015

EXPEDIENTE OVNI: El Incidente de Rendlesham Forest

El siguiente caso de nuestro expediente nos traslada al Reino Unido, específicamente a Rendlesham Forest, en el condado de Suffolk, al sureste de Inglaterra, donde a finales de diciembre de 1980 ocurrieron una serie de hechos inexplicables, como el aterrizaje de un objeto volador no identificado . Es tal vez el más famoso avistamiento de un OVNI que pudo haber sucedido en Gran Bretaña y figura entre los más conocidos acontecimientos sobre OVNIS en todo el mundo. Se le ha comparado con el incidente Roswell en los Estados Unidos y por ese motivo se le denomina comúnmente "El Roswell de Gran Bretaña" o "El Roswell inglés". Si bien en un primer momento, el Ministerio de Defensa de Gran Bretaña negó que se tratara de una amenaza para la seguridad nacional y por lo tanto, nunca se le investigó oficialmente. Sin embargo, surgieron pruebas que indicaban la existencia de una disposición secreta del Ministerio de Defensa para esclarecer el caso en la más absoluta reserva y ello llevó a pensar en un encubrimiento. Algunos interpretan esto como parte de un patrón de supresión de información relativa a la verdadera naturaleza de los objetos voladores no identificados por parte del Reino Unido. Cuando el expediente se dio a conocer en el 2001, la mayor parte de los archivos fueron de dominio público. El incidente se produjo en las proximidades de dos bases militares que se encontraban ubicadas en Rendlesham Forest y que en ese momento, estaban siendo utilizadas por la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF). Sucede que el día 26 de diciembre, alrededor de las 3 de la mañana, unas extrañas luces fueron reportadas por una patrulla de seguridad cerca de la Puerta Este de la RAF Woodbridge (Royal Air Force Station Woodbridge). Los presentes inicialmente pensaron que aquellas luces pertenecían a un avión derribado; sin embargo, algunos de ellos luego de ingresar al bosque a investigar, vieron luces moviéndose a través de los árboles y también pudieron apreciar la luz emitida por un objeto mayor el cual fue identificado como un OVNI. Uno de los militares presentes esa noche en el bosque, el sargento James W. Penniston, encontró una nave de origen desconocido, la cual se ubicaba sobre la superficie y en estado de reposo, por lo que Penniston no dudó en acercarse a la misma. Minutos después cuando estuvo ya al lado de la nave decidió tocarla y pudo sentir una cálida sensación luego de hacer contacto con el objeto. Asimismo, logró divisar una serie de símbolos, los cuales logró escribirlos sobre su cuerpo, según narró. Tiempo después Penniston se daría cuenta que eso no fue todo lo que ocurrió, y además se encontraría con un mensaje sembrado en su mente. Es en ese momento que la nave ascendió luego de este breve encuentro, y entonces Penniston pudo apreciar el tren de aterrizaje triangular que poseía el objeto y que dejó tres impresiones en el suelo, las cuales siguieron siendo visibles hasta el día siguiente. Tiempo después, ya en el año 1984, Penniston se somete a una regresión hipnótica, y entre lo que pudo recordar afirmó que dicha nave con la que se topó había venido del futuro, y que era ocupada por viajeros del tiempo, no por extraterrestres como muchos presumían. Cabe resaltar que este incidente no aparece en las copias de los informes del sargento, informes que se presume habría entregado a sus superiores. Esa misma mañana de su encuentro, la policía local fue llamada para investigar el hecho, encontrando las mismas huellas que el sargento afirmaba que habían sido producidas por el tren de aterrizaje triangular de la nave. Gente de la zona también afirmaba que sus animales de corral tuvieron un extraño comportamiento durante esa noche. A pesar de ello, la policía trato de desvirtuar esos testimonios, no sólo asegurando que dichas marcas pudieron haber sido causadas por un animal sino borrándoles para que no quede huella alguna del incidente. Por el contrario, algunos aviadores de la base aérea, afirmaron haber visto un objeto metálico cónico, el cual se encontraba suspendido en una niebla de color amarillo, sobre los árboles y con un palpitante círculo de color azul. El supuesto objeto parecía consciente de la presencia de los aviones y se alejó de ellos – narraron los aviadores – por lo que decidieron seguirlo y darle caza. Los aviadores narran haberse sentido aturdidos al momento de acercarse al objeto. Se presume que estas personas fueron interrogadas, amenazadas y obligadas a firmar documentos donde juraban guardar silencio. Algunos inclusive dijeron haber sido obligados a firmar un documento en donde se afirmaba que el OVNI era en realidad un faro. Otros informes esclarecen que los militares fueron obligados a mantenerse tranquilos bajo la advertencia: “las balas son baratas”. Sin embargo, en el año 2008 el Teniente Coronel Halt declaró en una entrevista, que hasta ese día “no había sido posible desclasificar toda la información sobre el incidente” dejando en claro que hay documentos reveladores que siguen fuera del dominio público. Hay quien aduce que dicho avistamiento fue registrado en un vídeo que actualmente posee la USAF, pero, si es así, el resultado de la cinta no se ha hecho público hasta el día de hoy ¿Que es lo que tratan de ocultar?
Loading...