TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 25 de mayo de 2017

MISTERIO NO REVELADO: ¿Existe una base extraterrestre en el fondo del lago Baikal?

Desde la antigüedad, el gran lago Baikal siempre ha sido un lugar misterioso, pero en los últimos años su legendaria fama se ha visto reforzada por una serie de supuestos avistamientos de extraterrestres y OVNIS; Ubicado en Siberia, ha sido lugar de numerosos encuentros con seres alienígenas que se han producido bajo el agua, según el relato de los buceadores militares que trabajan en sus profundidades, y muchos observadores han realizado avistamientos de objetos brillantes en forma de cigarro o de enormes bolas luminosas en el cielo, volando sobre Baikal. Asimismo, muchísimos pobladores dan cuenta de encuentros con platos voladores, de los que han descendido unos seres humanoides, y cuyas descripciones coinciden de una manera asombrosa: seres altos, alargados, de trajes amarillos. Algunos especialistas han comparado las descripciones de estos seres del lago con los antiguos petroglifos que existen en el lugar y en los que se observan a unos seres altos, vestidos de traje, con cascos en sus cabezas y llevando mecanismos utilizados por los astronautas de hoy. Como sabéis, el lago Baikal se creo por una división de un movimiento tectónico de las fallas, tiene una profundidad de 1.680 metros y con una superficie de 636 km de largo y 80 km de ancho, por lo que es el lago mas profundo del mundo y el séptimo con la superficie más grande. Su sorprendente agua cristalina y su biodiversidad. Es en este lago donde se encuentran tipos de especies que no se encuentran en otro lugar del planeta por lo que fue designado como Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en 1996. El lago cuenta con historias y mitos de monstruos marinos. Los nativos de Buriatia llaman a la criatura “Lusud-Khan o Usan-Lobson Khan”, que se traduce como el “Dragón Maestro del agua”, Existen también informes de pescadores que afirman haber visto grandes criaturas en la superficie. Los supuestos monstruos del lago Baikal también están representados en antiguos petroglifos que se encuentran en los acantilados de Baikal. Hay gran piedra tallada a mano erigida como un monumento, situado en la orilla del río Yeniséi, cerca del pueblo Askiz, datada entre el siglo 3 y 9 a.C., que representa una especie de misterioso monstruo de agua. La imagen tallada en la piedra muestra una gran lagarto de lengua bífida, garras perversas, y con un cuerpo que lleva lo que parece ser una armadura. La extraña criatura está representada de pie en posición vertical sumergida en el agua, indicado que se encuentra cerca de la superficie del río. Pero la zona es mas conocida por la gran cantidad de avistamientos de OVNIS, luces extrañas y naves extraterrestres que se ven en ella. Las historias mas importantes provienen de los archivos desclasificados de la era soviética, donde se habla de una serie de incidentes inexplicables, con la marina rusa bajo el mando del comandante de la armada Nikolai Smirnov. Aunque no se hacen referencia directa a los extraterrestres, los documentos mencionan extraños sucesos acaecidos en el lago Baikal. Uno de estos informes nos dice que en el año de 1958 un avión ruso Túpolev-154 se estrello en las aguas gélidas del lago luego de que fuera perseguido por un OVNI, Otros testimonios provienen de varios pescadores que afirmaron haber visto extrañas luces ya sea flotando sobre el lago, debajo de su superficie e incluso apareciendo súbitamente de entre las aguas para elevarse y desaparecer en el cielo. Muchas personas también han informado sobre OVNIS descendiendo rápidamente para posarse en las aguas y flotar como un barco. En 1977, cuando Leonid Brezhnev gobernaba la Unión Soviética, dos investigadores llamados V Alexandrov y G Seliverstov, se encontraban en un vehículo sumergible a una profundidad de 1.200 metros en el lago. Los investigadores apagaron sus focos, para explorar la profundidad de penetración de la luz solar en el agua. De repente, los científicos fueron bañados en luz de un "brillo" inusual Aleksandrov recordó: "Fue así como si nuestro equipo estuviera iluminado desde arriba y de lado por dos focos fuertes. Sólo un minuto después, los desconocidos focos se apagaron, y nos encontramos en la oscuridad total" indicó. Pero lo mas increíble sucedió en 1982, cuando se reportó que siete buzos militares habían llegado a cruzarse con los extraterrestres bajo las aguas del Baikal. Alexey Ivanenko, un doctor en Historia, dijo: "A una profundidad de 50 metros, se encontraron con los nadadores, en torno a tres metros de alto, vestidos con trajes plateados ajustados. A diferencia de los buzos, esos extraños seres tenían ningún equipo de submarinismo u otros dispositivos, simplemente un casco en la cabeza. Entonces el equipo recibió una orden para atrapar al Ihtiander (medio-muchacho, medio-tiburón, en el folklore ruso moderno), pero salieron inmediatamente a tierra con signos de descompresión. Los buzos tenían dos dispositivos, pero uno estaba roto. Como los siete no podían ser entrar en el interior del que funcionaba, sólo ingresaron cuatro de ellos. Y aquellos que no fueron puestos en el dispositivo, murieron en la playa" aseveró. Demás está decir que el gobierno ruso negó rápidamente que el incidente tuviera algo que ver con seres de otros mundos y que todo lo descrito en el informe desclasificado debía tener alguna explicación ‘natural’. Como estas, hay muchas historias más acerca de lo que sucede en aquel remoto lugar del planeta.
Loading...