TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 28 de septiembre de 2017

AUTOPSIA A UN ALIENIGENA: ¿Hecho o ficción?

En la década de los 90 salió a la luz un escalofriante video en el que se veía cómo dos médicos practicaban la autopsia en 1947 a lo que se suponía que era un extraterrestre y cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo. En 1995 el cortometraje fue vendido a cadenas de televisión internacionales y emitida con altos niveles de audiencia en más de 32 países. Mientras que es desacreditada por los escépticos, la creencia de que se habría realizado por lo menos una autopsia a un extraterrestre forma un componente central de varias teorías conspirativas relacionadas al fenómeno OVNI. El metraje también ganó su lugar dentro de la cultura popular, sin entrar en discusiones acerca de la legitimidad de las imágenes mostradas en la cinta. Como sabéis, en 1947 tuvo lugar el famoso incidente en la ciudad de Roswell (Nuevo México, EE.UU.) tras la caída de un OVNI y del cual mucho se ha hablado desde entonces, ya que los ufólogos lo consideran como una prueba irrefutable de que no estamos solos en el universo. Este acontecimiento ha vuelto a salir a la luz, ya que el pasado 24 de septiembre, el productor británico Spyros Melaris reveló en un 'show' en el teatro Leicester Square Theater en Londres que él “estuvo detrás del rodaje del video en blanco y negro que fue hecho en 1995, en vez de 1947”, informa el diario 'Daily Mail'. Según Melaris - quien con evidente afán de figuración - dijo que la grabación habría sido ‘fabricada’, y realizada en un apartamento en plena capital británica. Según agrega, el 'cadáver' del extraterrestre fue creado por el escultor John Humphreys, un experto en efectos especiales que también participó en el rodaje de la mítica serie de la BBC 'Doctor Who'. De hecho - relata - que logró conseguir los uniformes de cirujanos e instrumentos médicos de los años 1940 “con la ayuda de los proveedores de utilerías en el Reino Unido y EE.UU”. El papel de los dos forenses estatales que aparecen en el video, fue desempeñado ‘exitosamente’ por el hermano de Melaris y su entonces novia. En cuanto a la autopsia, Melaris ha ‘confesado’ que en la película se utilizaron los órganos de vacas y corderos de una carnicería local. En cuanto al cerebro del alienígena, los creadores habían considerado usar mermelada de frambuesa, pero desistieron, ya que era "demasiado oscura". Otro detalle clave está en la película fotográfica usada en la grabación, y las maniobras realizadas que ‘la hicieron pasar por auténtica’. La película de 16 milímetros fue empalmada sobre un nodo original de la compañía británica Pathe que muestra un partido de béisbol en un colegio en Roswell en 1947. “La medida fue tomada para convencer a los expertos de la compañía Kodak de la veracidad del video” aseveró. No es la única explicación sugerida acerca del origen del video. Según el diario, esta revelación llega después de que el músico británico Ray Santilli hubiese hecho una fortuna al declarar que el video de la autopsia fue grabado por un oficial militar estadounidense en 1947, tras el caso Roswell. En efecto, el 5 de mayo de 1995, Santilli presentó en el Museo de la capital británica una increíble filmación de 17 minutos que desató una inmediata controversia mundial: la supuesta autopsia de un auténtico extraterrestre. Según explicó a su audiencia, compuesta por representantes de varios medios y ufólogos, la filmación habría sido grabada en secreto por militares estadounidenses poco después del impacto de una nave extraterrestre en Nuevo México en julio de 1947. Melaris ha revelado que lo había hecho a modo de broma, pero luego aprendió la lección y siente arrepentimiento. "Subestimé la reacción", ha confesado, agregando que "la realidad es que todos en la comunidad OVNI tomaron esta película como la pistola humeante y la prueba de que los extraterrestres y los ovnis existen" puntualizó. Venga ya, pudiera ser que algunas imágenes mostradas en el video resulten controvertidas, pero no quita el hecho de que exista vida en otros mundos. El universo es infinito y vaya uno a saber las sorpresas que nos aguardan. De eso estoy convencido.
Loading...