TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 18 de enero de 2018

SECRETOS DE LA GRAN PIRÁMIDE: ¿Esconde en su interior un trono extraterrestre?

A principios de noviembre del 2017, la revista científica Nature publicó un estudio acerca del hallazgo de un enorme espacio vacío de al menos 30 metros de largo en el interior de la Gran Pirámide de Kéops, convirtiéndose así en la primera estructura interna encontrada en esa antigua construcción egipcia desde el siglo XIX. Hasta el momento, los investigadores del proyecto Scan Pyramids, dirigido por Mehdi Tayoubi (Hip Institute, París) y Kunihiro Morishima (Universidad de Nagoya - Japón), se preguntaban cuál podría haber sido la función de esta estructura vacía. Pero ahora un experto italiano, Giulio Magli, profesor de Arqueoastronomía en la Universidad Politécnica de Milán, ha formulado una de las primeras hipótesis: el gran vacío podría contener un trono de hierro de origen extraterrestre, que habría utilizado el faraón antes de pasar a mejor vida, según Seeker. El científico aclara que el trono quizá cumpliera la función de 'transporte' hacia el más allá. "Hay una posible interpretación, que está en buen acuerdo con lo que sabemos sobre la religión funeraria egipcia, tal como se ve en los Textos de las Pirámides. Dentro de esta gran estructura existen cuatro ejes estrechos, del tamaño de un pañuelo, dirigidos a las estrellas. La vida futura del faraón tendría lugar, de acuerdo con los textos, en el cielo, y en particular entre las estrellas del Norte, como la Osa Mayor y Draco. Dos de los cuatro canales se abren a las fachadas del monumento, mientras que los otros dos se abren a las puertas pequeñas. Estas puertas tienen todas las probabilidades representativas de ser las 'puertas del cielo' y las del Norte bien podrían entrar en la sala recién descubierta, afirma este investigador. "La habitación puede contener, en su extremo superior y exactamente debajo del vértice de la Gran Pirámide, un objeto que necesita Keops luego de cruzar las puertas y sentarse en el trono de hierro". Magli descarta por ello que se trate de una cavidad diseñada para liberar el peso de la maciza estructura. "La habitación recién descubierta no tiene la función práctica de liberar peso, porque el techo de la galería ya estaba construido con una técnica de ménsulas por esa misma razón" aseveró. Para hacernos una idea de cómo sería ese trono de hierro meteórico, podríamos echar un vistazo al trono de la madre de Kéops, la Reina Hetepheres, que la Universidad de Harvard consiguió reconstruir. Si bien podría tratarse de un trono similar, los expertos aseguran que el de la Gran Pirámide estaría cubierto con finas láminas de hierro. "Por supuesto, no sería hierro derretido, sino hierro meteórico, es decir, caído del cielo en forma de meteoritos de hierro (distinguible debido al alto porcentaje de níquel) y nuevamente citado en los Textos" expresó Magli. Como sabéis, los egipcios ya utilizaron este curioso material anteriormente para diseñar diferentes artilugios, destacando entre ellos la famosa daga de Tutankamón, fabricada hace más de 3.300 años. La Gran Pirámide de Keops, cuya construcción se completó alrededor del 2570 a.C., está situada a las afueras de la capital egipcia, El Cairo. Es la más antigua de las siete maravillas del mundo y la única que se ha conservado hasta el día de hoy. No cabe duda que esta gigantesca construcción conserva aun varios secretos no dilucidados y es necesario por ello profundizar las investigaciones para saber la verdad. De existir tal trono en su interior, lamentablemente no podríamos llegar allí a menos que se destruya las paredes del monumento para acceder a la cámara, lo cual es materialmente imposible que ello suceda. A lo sumo podría enviarse un pequeño robot, siempre y cuando se pueda hallar una abertura en las paredes, pero al parecer no habrían encontrado uno. Ello solo contribuirá a acrecentar el misterio.
Loading...