TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 8 de febrero de 2018

2018: ¿Qué inquietudes nos esperan en el Año del Perro?

El próximo 16 de febrero empieza el Año Nuevo Chino con el Año del Perro de Tierra. Durante estos doce nuevos meses, cada signo deberá mostrar paciencia y empatía con los demás, si desean evitar conflictos incómodos e innecesarios. El Perro es el undécimo signo del zodiaco chino y los años de nacimiento del Perro incluyen: 1922, 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006, 2018, 2030. Precisamente el 2018, está dominado por el elemento tierra en su forma Yang, y es un año lleno de acontecimientos, marcado por los problemas de seguridad y de aumento de los movimientos sociales conservadores dentro de la sociedad. Como sabéis, en el calendario chino todavía no hemos cambiado de año y estamos apurando los últimos días del Año del Gallo. China no adoptó de manera generalizada el uso del calendario gregoriano, el utilizado en Occidente desde el siglo XVIII, hasta casi mediados del siglo XX. La cultura china se ha regido tradicionalmente por el calendario lunisolar, también conocido como el calendario agrario, que tiene en cuenta las fases de la luna y el sol. El Año Nuevo Chino, al cual se le denomina también Fiesta de la Primavera, empieza cada vez un día distinto; para determinarlo, se tiene en cuenta el día que queda justo en medio del solsticio de invierno - entre el 21 y el 23 de diciembre - y el equinoccio de primavera -entre el 20 y 21 de marzo-, siempre que ese día tenga luna nueva (si no, se tomará como referente el día con luna nueva más cercano a esa fecha). Normalmente, el día que marca el inicio del calendario chino estará entre el 21 de enero y el 18 de febrero. Este año la fecha es el 16 de febrero. Tradicionalmente, a cada año se le atribuye una de las 12 figuras del horóscopo Chino. Así, a diferencia de los signos del zodíaco, que dependen del mes, el horóscopo de cada persona se determina según el año en que haya nacido. Así como el 2017 fue el Año del Gallo, el 2018 será el Año del Perro, más en concreto el Perro Tierra Yang. La cultura china tiene muy en cuenta las costumbres y tradiciones ancestrales, y es enormemente supersticiosa. 2018 es en teoría un buen año para los chinos, puesto que el número 8 es el mejor considerado. Durante las celebraciones del Año Nuevo Chino predominan los colores dorado y, sobre todo, el rojo, que es el color que simboliza la buena fortuna y el dinero. Es tradición que las personas de mayor edad entreguen sobres rojos con dinero a los más jóvenes. El rojo también sirve para ahuyentar a los malos espíritus, lo mismo que los gigantes dragones que desfilan por las calles para celebrar esta festividad. En realidad, el dragón chino es una mezcla de hasta 9 animales distintos, todos con mucho peso en la mitología. Se trata de una cola de serpiente cubierta con escamas de pez y una cabeza con melena de león, cuernos de ciervo, ojos de langosta, nariz de perro, los bigotes del bagre y hocico de camello, además de tener garras de águila. Esta fiesta es la más importante del año para los chinos y se puede disfrutar no solo en China sino también más allá de sus fronteras, gracias a la alta presencia de la comunidad china en muchísimas ciudades del mundo y a su gran esfuerzo por preservar las tradiciones allá donde estén. Las celebraciones en lugares como San Francisco o Londres, donde cuentan con la mayor fiesta fuera de Asia, están prácticamente a la altura de las chinas. Según las predicciones para este Año del Perro (que se extenderá hasta el 4 de febrero de 2019, cuando empezará el Año del Cerdo), los próximos meses se presentan agitados, debido a que habrá un total de 5 eclipses, dos lunares y tres solares, y éstos traen cambios y tensión. Será entonces un buen año para renovarse, cambiar de hábitos o deshacernos de las cosas que no funcionan en nuestra vida.
Loading...