TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 22 de marzo de 2018

¿UN OVNI VOLANDO SOBRE EL OCÉANO ATLÁNTICO?: La grabación desclasificada que sorprende a los expertos

Un video que aparentemente muestra un Objeto Volador No Identificado que se desplaza a gran velocidad sobre el Océano Atlántico, ha sido publicado hace unos días luego del reconocimiento del Pentágono de haber archivado una iniciativa dedicada a identificar objetos desconocidos en el sector aeroespacial. Para tal efecto, el grupo To The Stars Academy of Arts and Science, una organización que lidera el tema que incluye a un exjefe del ahora difunto programa del Pentágono y fue cofundada por el exmúsico Blink182 Tom DeLonge, publicó en su portal un video titulado ‘Go Fast’, según lo ha dado a conocer esta semana The Sun. El misterioso objeto fue captado por los pilotos gracias al avanzado radar ATFLIR, basado en sensores infrarrojos. En el video se aprecia un punto blanco moviéndose a gran velocidad y cómo los sorprendidos pilotos comentando la situación. "¡Lo tengo!", se alegra uno de los piloto al ubicar el objetivo con el radar. El grupo dijo que se trata de una grabación perteneciente al Departamento de Defensa, en donde se aprecia a un F/A-18 Super Hornet filmando un misterioso objeto volando a alta velocidad y que fue grabado en el 2015. Como era de esperar, el Pentágono se negó a comentar el hecho, mientras que la Academia To The Stars dijo que varias organizaciones gubernamentales revisaron previamente el video para su publicación, y que cualquiera podría obtener una copia del mismo mediante una solicitud amparada en la Ley de Libertad de Información. La publicación del supuesto material militar sigue a las revelaciones del año pasado de The New York Times acerca del esfuerzo pasado del Pentágono por estudiar esta clase de fenómenos que no tienen explicación alguna y la publicación de este video demostrarían los encuentros de los pilotos de la Marina con naves alienígenas. Al respecto, el exjefe del Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas, quien ahora trabaja en la Academia, dijo el lunes que el video recientemente publicado proporciona más evidencia de lo que se esperaba y es probablemente el intento más grande del Pentágono de esconder este material acerca de fenómenos no identificados y subrayó por ello la necesidad de una conversación pública sobre el tema."Este es solo uno de los tres videos que ya han salido y que todo el mundo está viendo. Pero hay mucha más evidencia convincente por mostrar ya que lo visto hasta ahora es solo la punta del iceberg" expresó. Dijo además que la organización obtuvo el video a través de ‘ciertos’ canales de información, pero se negó a entrar en detalles sobre las fuentes y métodos del grupo, pero que siguieron el proceso adecuado para obtenerlo y que el Departamento de Defensa aprobó su publicación. Como sabéis, tras reconocer la existencia de un programa semejante el año pasado, el Pentágono dijo que este finalizó en el 2012, mientras que el exlíder de la mayoría del Senado Harry Reid declaró al The New York Times que su financiamiento provenía del "dinero negro", lo que significaba que utilizaba asignaciones para programas encubiertos. "Se determinó entonces que había otros asuntos de mayor prioridad que merecían financiación, y fue en el mejor interés del Departamento de Defensa que el programa se dejo de lado", dijo por su parte el portavoz del Pentágono Tom Crosson. A su turno, el analista de seguridad David Soucie, quien ha trabajado en agencias de aviación civil, dijo que estaba desconcertado en particular por lo que vio en el video y lamentó la cancelación del proyecto. "Realmente no encuentro explicación alguna para que haya sido cancelada. Vaya uno a saber si en realidad lo han hecho y continúan financiándolo", aseveró. En ese sentido, Christopher Mellon, exdirector de personal del Comité de Inteligencia del Senado, comento en un artículo publicado en The Washington Post, que tiene conocimiento de "numerosas conversaciones" de funcionarios del Pentágono en las que califican estos fenómenos de "incidentes aislados". El exasesor menciona también casos descritos en algunos informes reseñados por el personal del portavión USS Princeton en el 2004, cuyo radar registró el descenso de aeronaves no identificadas desde alturas atmosféricas "a velocidades supersónicas", deteniéndose unos metros sobre el océano. "Estados Unidos no posee nada capaz de tales hazañas", recalca Mellon. También recuerda otros dos casos cuando cazas F-18 estuvieron involucrados en una persecución de ovnis que describieron como aparatos "blancos de aproximadamente de 13 metros de largo". Ante este tipo de evidencias, el experto no entiende por qué el Gobierno de EE.UU. no ha manejado el tema con mayor empeño. "Si el origen de estos aviones es un misterio, también lo es la parálisis del Gobierno", se lamenta. En su artículo Mellon sugiere que si estos ovnis son en verdad una muestra de que "Rusia, China u otra nación están ocultando asombrosos avances tecnológicos", EE.UU. debe estar preparado para afrontar estos retos, tal y como lo hizo en los años 50 cuando competía con la URSS en la carrera espacial. "Es hora de dejar de lado los tabúes con respecto a los ovnis y, en cambio, escuchar a nuestros pilotos y operadores de radar" puntualizó.
Loading...