TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 28 de agosto de 2014

EL ISLAM: ¿La bestia del Apocalipsis?

En estas semanas en que el mundo se sobrecoge por los monstruosos crímenes cometidos en Irak  por el denominado “Ejercito Islámico” (ISIS por sus siglas en inglés) un grupo terrorista creado y financiado por los EE.UU. y entrenado por la CIA y la Mossad israelí para combatir a aquellos regimenes que considera “hostiles”, pero que con el pasar de los meses han llegado a convertirse en una amenaza global. En efecto, los métodos brutales utilizados por estos despiadados asesinos en nombre del Islam, ha inspirado miles de historias de horror con decapitaciones y ejecuciones sumarias, llegando al extremo de enterrar vivos a cientos de niños y violar a miles de mujeres de toda edad y condición, durante su sangriento avance  por el devastado país en su diabólico intento de crear “un califato islámico”. Como sabéis, este grupo sanguinario aboga por una interpretación fundamentalista del Islam y todo aquel que no acepte sus principios extremos es considerado un “Takfir” (infiel) al que es necesario  exterminar sin piedad alguna. Para ello se valen del Jihad (guerra santa) con el objetivo de  expandirse por el mundo, sin importar si para conseguirlo deban hacerlo sobre millones de cadáveres de “infieles” producto de una conflagración nuclear: «Si los musulmanes no pueden detener a los no creyentes, está permitido emplear armas de destrucción masiva, aunque los mate a todos y borre a sus descendientes de la faz de la Tierra», anuncian en las redes sociales. Esta es la idea primigenia de este grupo criminal que se valen del terror más absoluto para conseguir sus demenciales fines. Es por ello que hoy mas que nunca cobran relevancia aquellas profecías  que señalan al Islam como  la bestia del Apocalipsis. Así tenemos por ejemplo a Nostradamus, quien señalo que el tercer Anticristo (una palabra que aparece por primera vez en el Nuevo Testamento, para referirse a la bestia que seducirá al mundo y que marcará el inicio del fin de los tiempos, el Armagedón) provendría del Medio Oriente: “será musulmán, con un gran odio hacia la cristiandad y capaz de desatar una guerra nuclear en contra de la humanidad” escribió en sus Centurias. Si leemos la Biblia encontraremos otra referencia al Islam en el Apocalipsis, donde Juan describe sus visiones acerca del fin del mundo y en una de ellas compara al Islam con "una estrella que cayó del cielo a la tierra", y que como "humo salio del pozo [abismo]" (9:1 y 2). Historiadores islámicos describen a Arabia antes del surgimiento de Mahoma como un "abismo", empleando de forma inconsciente la misma palabra que el Apocalipsis. Representa adecuadamente al desierto de Arabia, de donde procedieron los invasores musulmanes, que el versículo 3 son comparados a una plaga de langostas, quienes  mediante la espada se expandieron rápidamente por el mundo tras la muerte de Mahoma, amenazando a Occidente. Hay asimismo en el Apocalipsis otra referencia a  la supremacía político-militar que tendría el Islam en gran parte del mundo, pero que llegaría a su fin luego de un largo y sangriento conflicto con el cristianismo que sería la clave para el desenlace de la crisis final. Como podéis notar, el Islam se autoproclama como “una religión de paz”, sin embargo la realidad es muy distinta y tenemos varios ejemplos de ello a través de la historia, donde hace uso de la fuerza para imponerse sobre los demás e ISIS sigue ese camino ya trazado de antemano. La locura asesina de ese grupo extremista esta fuera de control y por ello es necesario hacerles frente y acabar con el peligro que representan para la humanidad. No podemos permitir que estas predicciones se conviertan en una realidad.
Loading...