TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 30 de noviembre de 2017

¿QUE LO MOTIVA A ELLO?: China busca hacer contacto con los extraterrestres

En el ránking de los países más poderosos del mundo en lo relativo a la economía, el país asiático ha crecido de forma sideral en los últimos años, a tal punto que ha superado ampliamente a los Estados Unidos, ya que además tiene en su poder una gran parte de los bonos hipotecarios de la deuda estadounidense. A no dudarlo, se trata del mayor país capitalista del planeta (que de ‘comunista’ solo tiene el nombre) el cual ahora también busca convertirse en la mayor superpotencia espacial y podría ser el primero en entrar en contacto con los alienígenas, gracias a la construcción del radiotelescopio mas grande del mundo, lo que ha originado un fundado temor entre la comunidad científica, quienes afirman que es peligroso tratar de comunicarse con una civilización desconocida que podría ser hostil con nosotros. En efecto, a mediados del 2016, China estrenó el radiotelescopio FAST, uno de los más grandes del mundo, dedicado, entre otras cosas, a buscar señales de civilizaciones extraterrestres. Y casi de inmediato, John Gertz, fiduciario emérito y ex presidente del consejo de administración del Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés), ha advertido del peligro que supone enviar determinados mensajes a alienígenas en un artículo publicado por la revista científica 'Journal of the British Interplanetary Society', disponible en Internet. Este especialista aboga por la búsqueda de vida fuera de la Tierra que no implique una comunicación inminente y aboga por instar los países elaboren “procedimientos rigurosamente definidos y aplicados” para regular los mensajes que se envían al espacio - desde materiales hasta radioseñales y conocidos como METI - un riesgo sobre el cual ya advirtió en otras ocasiones. En este sentido, Gertz cree que el involucramiento de China en este campo, gracias a su mayor capacidad económica y los esfuerzos intensificados de sus científicos en la búsqueda de contacto con los extraterrestres representan un grave peligro, porque sus iniciativas pueden resultar “insensatas, no científicas y poco éticas”. En opinión de Gertz, si los chinos contactan con alienígenas de manera independiente no se puede estar seguro de que compartirían esa noticia (algo que tampoco harían los estadounidenses). Para argumentar esta desconfianza, el fiduciario emérito del SETI recuerda que, en el 2007, China destruyó un satélite propio con un misil y propagó un gran número de piezas de basura espacial potencialmente peligrosas para otros dispositivos. Asimismo, lamenta de que no existan acuerdos ni leyes que establezcan qué hacer a la hora de lograr un contacto con los alienigenas, con lo cual nada impide que alguna potencia u organización envíe mensajes de saludo como si fuera la única que forma parte de la humanidad, “dando a conocer nuestra posición en el universo, ‘invitando’ a los extraterrestres a hacernos una visita, de los cuales desconoceríamos sus verdaderas intenciones” advirtió. Este radiotelescopio de 500 metros de diámetro, representa aproximadamente el doble de tamaño del observatorio de Arecibo en Puerto Rico, con el cual los científicos chinos podrían detectar señales provenientes de las profundidades del espacio, mucho más rápido que nadie. A comienzos de año, la Academia de Ciencias de China invitó a Liu Cixin, el escritor de ciencia ficción más importante de la actualidad, a visitar el radiotelescopio ubicado en el suroeste del país, y al regresar declaró que le parecía como “salido de la ciencia ficción”. Sin embargo, Liu coincide con Gertz al afirmar que un contacto puede implicar un riesgo velado para la Tierra, ya que podría conducir a una guerra mundial y la extinción de la humanidad. Esto es un tema recurrente en la ciencia ficción. Por ejemplo, en la película “Arrival”, que se filmó el año pasado, la repentina aparición de una inteligencia extraterrestre inspira la formación de cultos apocalípticos y casi desencadena una guerra entre las potencias mundiales, ansiosas por obtener una ventaja en la carrera para comprender los mensajes de los alienígenas para su exclusivo beneficio. “Y ello puede ocurrir en la vida real” recalca. “Debemos ser cautelosos si lográsemos tener contacto con seres de otros mundos, ya que quizás una mañana nos despertaremos y encontraremos una nave espacial alienígena del tamaño de la Luna estacionada en órbita. Conocer a una civilización avanzada podría ser como cuando los nativos americanos se encentraron con Colon” puntualizó.
Loading...