TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 15 de junio de 2017

NÉMESIS: El gemelo ‘malvado’ del Sol

Nuestro Sol nació con una hermana idéntica a él. Las pruebas se basan en un estudio de la Universidad de California (EEUU) que asegura que las estrellas nacen de dos en dos. Su gemelo podría haber sido el responsable de lanzar cuerpos celestes contra la Tierra, como el asteroide que aniquiló a los dinosaurios. Este gemelo, llamado popularmente 'Némesis', está situado en el espacio exterior, lejos de nuestro sistema solar, la cual se perdió para siempre iniciando un viaje que le llevó lejos de nosotros. A pesar de que los científicos todavía no han podido dar con él, el estudio confirma que la gran mayoría de los astros nace con una 'acompañante', una hermana idéntica. Los investigadores lo creen así porque muchos de los fenómenos implicados en la formación actual de estrellas de la constelación de Perseo solo pueden ser explicados de esta forma. Con esto estamos diciendo que sí, que probablemente hubo una 'Némesis' hace mucho tiempo (…). Utilizamos una serie de modelos estadísticos para ver si podíamos contar la población de estrellas jóvenes binarias - es decir, con pareja - y las que estaban solas en Perseo. El único de nuestros modelos que pudo reproducir los datos era uno en el que las estrellas se forman inicialmente de dos en dos", explica Steven Stahler, uno de los astrónomos investigadores en la Universidad de California, citado por The Daily Mail. La idea según la cual todas las estrellas nacen acompañadas ya había sido sugerida antes, pero la pregunta es: '¿cuántas de ellas?'", asegura Sarah Sadavoy, investigadora de la NASA. Según los responsables del estudio, casi todas. Los científicos creen que 'Némesis' fue la responsable de la extinción de los dinosaurios, al lanzar contra la Tierra el asteroide que acabó con ellos. La gemela, seguramente, logró 'escapar' y se mezcló con otros astros en una remota región de la Vía Láctea, aseveran los investigadores. Los autores del estudio recuperan así la llamada hipótesis de Némesis, que fue propuesta en 1984 por el físico R. A. Muller. El científico bautizó con ese nombre (en honor a la diosa de la venganza) al hipotético hermano gemelo de nuestro "astro rey", que podría haberse convertido en una enana marrón aún no descubierta. La existencia de 'Némesis' había sido tildada de controvertida desde su enunciación en 1984. La compañera de nuestro Sol estaría situada 17 veces más lejos que Neptuno, el planeta del sistema solar más apartado de todos. Por supuesto, los investigadores aclaran que los resultados de sus modelos necesitan ser replicados en nuevos experimentos que los confirmen.
Loading...